Las 9 mujeres que acusan a Donald Trump de propasarse con ellas

Días después de la aparición de un vídeo en el que Donald Trump alardeaba de abusar de las mujeres, varias de sus presuntas víctimas dieron hoy su testimonio y ahondaron el mayor escándalo ocurrido en la campaña presidencial estadounidense. Las mujeres denunciaron abusos ocurridos desde los años ochenta del siglo pasado hasta el 2005, cuatro episodios calificados de “ficticios” por la campaña de Trump, cuyos abogados invitaron a rectificar los medios de comunicación que los difundieron.

El rotativo The New York Times recogió el testimonio de dos de las mujeres, Jessica Leeds y Rachel Crooks, que denunciaron los abusos del hoy candidato presidencial republicano.

Jessica Leeds.

Leeds, que ahora tiene 74 años, explicó a The New York Times que hace tres décadas el magnate se abalanzó “como un pulpo” sobre ella en los asientos de primera clase de un avión y que le tocó los pechos e intentó meter la mano por debajo de su falda.

d1

Rachel Crooks.

Ella trabajaba como recepcionista en una empresa inmobiliaria con sede en la Trump Tower de Nueva York. Relató que en 2005, cuando tenía 22 años, coincidió con el magnate a la salida de un ascensor y que ella se presentó dándole la mano. Pero en ese momento, el magnate se abalanzó sobre ella y le besó en la boca. Ella no cree que fuera un accidente. “Fue completamente inapropiado”, relata al periódico neoyorquino.

d2

Mindy McGillivray.

El periódico The Palm Beach Post también ha publicado el testimonio de la asistente de un fotógrafo que trabajaba en el hotel Mar-a-Lago, perteneciente al magnate. McGillivray denunció que durante un concierto de Ray Charles en el hotel, en 2003, Trump, que estaba con su entonces prometida y actual mujer, Melania, la toqueteó detrás del escenario.

“Con el espectáculo ya terminado, Ray estaba listo para salir. Él se estaba despidiendo de todo el mundo”, relata McGillivray. “De repente sentí un agarrón, un pequeño empujón. Mi primer instinto fue pensar que fue la bolsa de la cámara de Ken. Me doy la vuelta y Donald estaba allí. El desvió la mirada rápidamente. Me di la vuelta, mirando a Ray Charles, completamente anonadada”.

d3

Natasha Stoynoff.

Acusó al aspirante presidencial de abusar de ella en 2005 durante una entrevista que le hizo al magnate y a Melania, con la que ya se había casado y que en ese entonces estaba “muy embarazada”. De acuerdo con el relato de Stoynoff publicado en People, el magnate la llevó a una habitación del Mar-a-Lago, la encerró y la besó sin su consentimiento.

“Me empujó contra la pared y metió su lengua hasta mi garganta”, dijo. Antes de reencontrarse con Melania y volver al “modo marido cariñoso, como si nada hubiera sucedido”, Trump todavía tuvo tiempo de seguir acosando a la periodista: “Tu sabes que vamos a tener una aventura, ¿verdad? (…) Vamos a tener una aventura, te lo digo”.

d4

Temple Taggart.

Fue Miss Utah a los 21 años. Se quedó helada al ver sus avances con las jóvenes concursantes de 1997, el primer año de Trump como propietario de Miss USA, una rama de las filiales de la organización Miss Universo. Taggart recuerda que Trump ya se presentaba con gestos de intimidad poco frecuentes, como un beso en la boca no solicitado.

Taggart asegura que en la gala de festejo posterior al evento, Trump apuntó todos sus cañones sobre ella, elogiando su estilo e invitándola a visitarlo en Nueva York para discutir juntos el futuro de la joven. No falto mucho para el segundo beso en los labios que nadie le había pedido, esta vez en la Trump Tower. Tras jactarse de sus conexiones con las mejores agencias de modelos, le aconsejo mentir sobre su edad para ganar terreno en ese negocio.

d5

Jill Harth.

Al menos una mujer ha demandado a Trump por intento de violación. Jill Harth interpuso una demanda en 1997 por acoso sexual e intento de violación, lo que fue corroborado este año por Harth en una entrevista publicada por el diario The Guardian.

d6

Tasha Dixon.

La que fuera Miss Arizona declaró al canal de televisión CBS 2 Los Angeles asegura que Trump solía aparecer detrás del escenario del concurso de Miss USA, cuando las chicas se estaban cambiando de ropa. “El simplemente aparecía directamente allí”, explica. “No había ni un segundo para poder taparse o ponerse algo de ropa. Algunas de las chicas estaban en topless. Otras desnudas”.

d7

Mariah Billado.

La ex Miss Vermont contó a la publicación BuzzFeed que el magnate se presentó sin anunciarse en el vestier de las jovencitas en 1997, y aunque las reinas de belleza se sintieron molestas, Trump trató de restarle importancia al incidente diciendo que ya había visto ‘eso’ antes. Billado fue la única de las misses que dio su nombre, aunque otras tres también dieron su versión de los hechos al medio, pero prefirieron el anonimato

d8

Rowanne Brewer Lane.

Trump pidió a una mujer que apenas conocía que cambiara de ropa en una fiesta de piscina en el club Mar-a-Lago. Brewer Lane, que en aquel entonces era una modelo de 26 años, hizo lo que le pidió. “Fui al baño y me cambié.” Se puso una bikini. Cuando salió, Trump exclamó: “Wow…”.

Trump tenía entonces 44 años y estaba en medio de su primer divorcio. Estaba decidido a exhibir a Rowane ante sus invitados en Mar-a-Lago, la propiedad del magnate en Palm Beach, Florida. “Me llevó hasta el borde de la pileta y le dijo a la gente: «¿Qué les parece? ¿Es una despampanante chica Trump o no?»”, comenta la ex modelo a The New York Times.

d9

 
12 Personas Compartiendo

Agrega un comentario