El antes y después de esta embarazada muestra la REALIDAD de los cuerpos “perfectos” de Instagram

Instagram se ha vuelto una fuente innegable de inspiración en lo que se refiere a la comida sana y las rutinas de ejercicios. Todos aquellos que quieran cambiar un poco su estilo de vida, comer más sano y beneficiarse de las endorfinas que produce hacer yoga, correr o ir al gimnasio encontrarán suficientes publicaciones como para inspirarse a hacer esos cambios que parecían imposibles hasta ahora. En ese sentido, Instagram puede ser muy positivo, pero también tiene su lado problemático.

Con esto me refiero a las varias cuentas que todos seguimos (admítelo, tú también) donde vemos transformaciones increíbles. Últimamente las que más llaman la atención son las de mujeres que han estado embarazadas, han dado a luz y milagrosamente han vuelto a tener un cuerpo espectacular. Como ejemplo tenemos a Tammy Hembrow, quien aseguró que así se veía sólo dos meses después de dar a luz:

Si bien no creo que sea mentira, sí creo que ella, y las pocas mujeres que logran verse así, son la excepción a la regla. Si tú no te ves así no es porque hayas comido mal o hayas hecho muy poco ejercicio, es simplemente porque tu cuerpo es tuyo y es diferente. Eso fue lo que Revie Jane Schulz, una entrenadora de CrossFit de 25 años quiso demostrar publicando un selfie que la muestra 5 meses después de haber dado a luz con un estómago que sigue sin ser el de antes. Y está bien, a ella no le importa, después de todo hubo un bebé allí dentro.

This photo makes me realize 2 things- {1} the female body is seriously amazeballs and {2} Damn! I got some good wear out of these togs These 3 photographs taken at 21 weeks, 37 weeks and baby girl Lexington is 5 months old. I STILL cant believe I grew a human, the sweetest little human I could have ever dreamed up- Baked for 41 weeks and 3 days right there in my belly. I remember just after having Lex I still looked about 6 months pregnant it was such a shock. Despite trying to convince myself that it will go back down, inside I believed my tummy would stay that way forever. It took a good 3 months for my pouch to start shrinking again. But it does shrink back down, I promise. In hindsight, yes, a bit of patience would have come in handy but that has never been my strong suit. For a trip down memory lane, #reviejanesbump

Una foto publicada por Revie Jane Schulz (@reviejane) el

La fotografía la acompañó con el siguiente mensaje:

“Esta fotografía me hace darme cuenta de dos cosas: 1. El cuerpo femenino es increíble y 2. ¡Cielos! realmente he usado mucho este bikini. Estas tres fotografías fueron tomadas a las 21 semanas de embarazo, 37 semanas de embarazo y cuando mi bebé Lexington ya tenía 5 meses. AÚN no puedo creer que hice crecer un humano, el humano más pequeño y dulce que podría haber imaginado. Estuvo dentro de mi 41 semanas y 3 días, justo en mi panza. Recuerdo que cuando recién tuve a Lex me seguía viendo como si tuviese 6 meses de embarazo. Fue muy sorprendente. A pesar de que trataba de convencerme de que mi estómago bajaría creía que se quedaría así para siempre. Me tomó tres meses que volviese a la normalidad. El estómago baja, lo prometo. Mirando hacia atrás creo que me hubiese hecho bien un poco de paciencia pero nunca he sido buena para esperar”.

Es por eso que es tan absurdo pensar que si este fue el proceso, la “vuelta a la normalidad” debería ser rápida. Un embarazo cambia la vida y el cuerpo para siempre y aunque es posible volver a estar en una forma, no es necesario tener un estómago totalmente plano. ¡Acabas de crear un ser humano! ¿A quién le importa eso del estómago plano?

Su mensaje es extremadamente importante porque nos recuerda que todos los cuerpos son diferentes, que no hay formas correctas o incorrectas de hacer las cosas y que, independiente de todo lo que veamos en Instagram, siempre es mejor seguir nuestro propio camino. No dejes que las fotografías de los demás te hagan sentir mal, no vale la pena.

 
31 Personas Compartiendo

Agrega un comentario