A las Mujeres, hoy decidí ponerme los pantalones ¡Y en nombre de todos los hombres pedirles perdón!

Perdón por hacer de la intimidad un mero acto de pornografía, y mil veces perdón por todos esos hombres que defienden la violencia diciendo que tú fuiste la que los provocaste. #NiUnaMenos

Pido perdón en nombre de todos los hombres por no comprender lo que es salir con miedo todos los días, por no sentir el temor que tú sientes cada vez que alguien te mira más de la cuenta y por no saber lo que es tener que esconderme todos los días para no salir con heridas.

0010023906

Pido perdón por mis celos infantiles, por creer que solo eras un objeto y que solo a mí me pertenecías; por confundir el amor con el dominio y hacer que mi libertad valiera más que la tuya.

Perdón por haber nacido en un mundo aún prehistórico donde los machos salen a cazar y las hembras se quedan en casa. Perdón por enojarme contigo cada vez que no sacabas la mesa y por creer que solo debías ser buena en la cama o en la cocina. Perdón por hacerte callar cada que vez hablabas de política, fútbol, religión o economía, y mucho, pero mucho perdón por mandarte a acostar cada vez que hablabas de buscar un mejor trabajo.

Perdón por hacerte pensar que toda mujer debía ser madre mientras yo me hacía cada día más niño.

Perdón por dudar de ti cuando te ascendieron, o por reírme cuando me dijiste que ibas a postular para un alto cargo; perdón también por tomar todas mis desiciones pensando en que tú ya no crecerías.

Perdón por hacer de la intimidad mero acto de pornografía; por ponerle apodos a tu vagina y volverme estúpido solo por querer tocar tus pechos, tan iguales a los que alguna vez me alimentaron siendo niño.

Perdón por intentar conquistarte como si yo fuera un gran guerrero y tú solo una princesita, y perdón por llamarte de una mala manera cuando eras tú la que lo hacía.

youtube-video-contra-el-machis-jpg_604x0

Perdón por cada vez que te insulté, te grité o te humillé; perdón por todas esas veces en que te hice sentir quién era yo, y por hacer de mi inseguridad y mi baja autoestima mi más violenta arma de ataque.

Perdón por usar tu cuerpo para vender más, por mis burlas de doble sentido, por las letras de reggaeton e incluso por Donald Trump. Perdón por mi falta de empatía y mi poca destreza para el romanticismo. Perdón por esa vez que te grité solo para que me vieran mis amigos, o por querer agarrarte el pompis cada vez que alguien te veía conmigo.

Perdón por llamarte “p” cuando saliste con minifalda, o por llamarte “p” cuando comenzaste a salir con varios hombres; perdón por el solo hecho de equivocarte.

violenciagenerobaleares

Perdón, perdón, perdón, y muchísimas veces perdón, por todos esos miles de asesinos y violadores que cobardemente salen por las noches a simular su falta de hombría, que piensan que por herir a una mujer la dejarán herida. Perdón por todos esos IMBÉCILES que nunca supieron acercarse a una mujer, y que hoy se disfrazan de víctima del sistema. Ellos bien saben que no lo son.

Y perdón, y mil veces perdón, por todos esos hombres que defienden esos actos diciendo que tú fuiste la que los provocaste. Perdón por considerar que tu eras más débil cuando fue tu fortaleza la que me hizo más hombre.

Perdón a mi madre, a mi novia y a mi futura hija; perdón por no poder entender nunca lo que hoy ustedes están sintiendo.

 

Agrega un comentario