Nikki Belza, la modelo que por culpa de un piercing estuvo a punto de morir ¡Fue peor de lo que imaginas!

Nikki Belza, modelo y bailarina de 33 años, nunca imagino que su vida podría cambiar de un momento a otro, después de colocarse un piercing en su pezón de seno izquierdo.

ba1

Nikki señaló que se preparaba para ir a trabajar cuando empezó a sentir una molestia en su pecho izquierdo. Decidió no hacer caso y seguir adelante; no obstante, empezó a sudar frío, gritar del dolor y se desmayó, de inmediato fue llevada al hospital y posteriormente hospitalizada por una infección acusada por la perforación.

ba2

Tras realizarle varios exámenes se detectó que tenia Estreptococo A, infección que más tarde desarrollaría “sepsis o “septicemia una especie de envenenamiento en la sangre y órganos que podrían causar la muerte.

Debido a la gravedad de la infección el tejido mamario se vió afectado y tuvieron que extirpar una parte de él y su implante de silicona.

Así se manifestó Nikki después de haber sufrido este díficil momento “Quedé devastada al verme con sólo un seno, y ahora soy totalmente plana de un lado. Pero sé lo afortunada que soy por estar viva. No puedo creer que hacerse un procedimiento tan simple como un piercing puede derivar en algo tan serio como una septicemia”,

Aquí algunas fotos que publicó:

te

¿Y tú qué opinas?

 
12 Personas Compartiendo

Agrega un comentario