No era sólo una hermosa pieza de Versace. El vestido de Michelle Obama tiene toda una historia detrás

a

Michelle Obama y su esposo, el presidente Barack Obama, tuvieron la oportunidad de dirigir la cena de estado anual por última vez hace un par de días.

La cena se realiza todos los años en Washington D.C. y a ella asisten diferentes autoridades de otros países. Claramente es una ocasión para pasarla bien, vestirse a la altura y, por supuesto, usar la la diplomacia como herramienta clave para evitar o llevar de mejor manera uno que otro conflicto político.

b

Cada año Michelle Obama luce increíble y cautiva con sus palabras y este año, por supuesto que no fue la excepción.

c

La Primera Dama se lució con un vestido de Donatella Versace que, al parecer, llevaba consigo un mensaje oculto que no todo el mundo había logrado descifrar. Según el New York Times, el diseño es único y fue creado por Donatella Versace especialmente para Michelle Obama en esta importante ocasión con la misión de entregar un poderoso mensaje: recordar la fortaleza del poder femenino. El vestido daba la impresión de ser una armadura, y al mismo tiempo, dejaba que Michelle se moviera cómoda y confiada por todos lados.

El diseño fue planteado por la propia Donatella como un guiño a la libertad femenina:

“Libertad de movimiento, libertad para luchar pos sus ideas, libertad para ser quien quieran ser”.

d

Por supuesto que esto tiene mucho que ver con sus últimos discursos, especialmente al referirse al candidato Donald Trump quien con sus ideas machistas, violentas y sexistas ha dejado sin palabras a cientos de personas que, horrorizadas, esperan que él no se convierta en el próximo presidente.

Esto fue lo que la primera dama comentó al respecto:

e

“Debo decir que escucho todas estas cosas y que las siento de forma tan personal, y estoy segura que ustedes también especialmente las mujeres. Los comentarios que nos hacen avergonzarnos de nuestros cuerpos, la forma en la que no se respetan nuestras ambiciones y nuestro intelecto, la creencia de que le puedes hacer lo que quieras a una mujer”.

Es por eso que su vestido era tan importante, porque más que una elección de moda, es una forma de utilizar la moda para ir más allá y para hacer una declaración sobre un tema ante el cual no podemos mostrarnos indiferentes. Es una forma de recordar que aunque nuestros cuerpos sean vistos como objetos, no lo son, y está en nuestro poder luchar para ser vistos como sujetos y no como objetos.

 

 

Agrega un comentario