8 de los ENIGMAS más impresionantes de Jesucristo que probablemente NO conocías

No nos equivocamos al afirmar que Jesucristo el personaje histórico más famoso de la historia. Jesús es el símbolo de varias religiones, como el cristianismo y el judaísmo, además de ser considerado por muchísimas personas el verdadero hijo de Dios. Conocemos todas las historias y andanzas de Jesús gracias a lo escrito en el Antiguo Testamento: fue un ser humano impresionante, su bondad y sus enseñanzas son dignas de admirar hoy en día. Pero seguro que escondía algún que otro misterio…

57fe0e40be850_1

1. El evangelio de la esposa de Jesús

57fe0e58e2014_3

Que nosotros sepamos, Jesús de Nazaret no tuvo relaciones con mujeres ni nunca se casó con nadie. Sin embargo, todo lo que sabíamos puede irse al garete, ya que recientemente se ha descubierto un papiro del siglo VI en el que se menciona a Jesús y dice lo siguiente: “Jesucristo les dijo: mi esposa…” El director del Instituto de Estudios del Mundo Antiguo dijo que el papiro era auténtico, y lo denominó acertadamente El Evangelio de la esposa de Jesús.

2. La tumba de Jesús

57fe0e5e41b36_4

El día 28 de marzo de 1980 se descubrió algo increíble en la localidad israelí de Tapiot. Nada menos se creía que finalmente se había encontrado la tumba de Jesucristo. Tras varios análisis se pudo comprobar que el osario tenía más de 2000 años de antigüedad, por lo que podría pertenecer a Jesucristo. Una serie de investigaciones pudo averiguar varios de los nombres que contenía la tumba: José, María y Judá. Este último sería el mayor de los misterios.

3. El misterio de las Marías

57fe0e6ac4399_5

El doctor Matheson, un prestigioso arqueólogo canadiense, ha logrado extraer algo de material genético de la presunta tumba de Jesús, obteniendo algo increíble. Parece ser que los restos de ADN de Jesús y su madre María no coincidían; esto es algo que genera incertidumbre ya que siendo su madre biológica es imposible que el ADN de nuestro Señor no coincida con el de su madre, es de suponer que la mujer de nombre María encontrada en la tumba sea María Magdalena, quien presuntamente se casó con Jesús. ¿Tendrían descendencia?

4. El hijo de Jesús

57fe0e6eb892a_6

En la tumba de Tapiot se descubrió un nombre bastante popular en esa época: Judá. Aparte de eso la inscripción en arameo de la tumba se pudo descifrar, sacando en claro estas palabras: “Judá el hijo de Jesús”. Esto ha dado lugar a miles de especulaciones entre los creyentes: ¿se habrá demostrado finalmente que Jesús de Nazaret tuvo un hijo? Según las inscripciones de la tumba todo hace indicar que sí; es posible que Jesús y María Magdalena tuvieran momentos de intimidad…

5. El hermano de Jesús

57fe0e7bdfa36_7

Siempre se ha especulado con la idea de que Jesús tuviera varios hermanos; por ejemplo la popular escritora Anne Rice lo menciona en su libro Camino a Caná. Todavía la ciencia y la arqueología no han podido dar una solución clara al respecto, pero de nuevo la tumba de Tapiot adquiere gran importancia. En uno de los bordes del sepulcro pone: “Santiago hermano de Jesús”. Finalmente se demostró que la inscripción “hermano de Jesús” es más reciente, por lo que pierde credibilidad.

6. La corona de espinas

57fe0e81c54f6_8

Todos conocemos el final que tuvo Jesús: fue crucificado. Los romanos se mofaban de que fuera el Rey de los Judíos, por lo que le pusieron una corona de espinas en la cabeza. Parece ser que esa corona fue guardada y custodiada por los templarios durante muchos años. Napoleón III donó la corona a la Catedral de Notre Dame y cada Viernes Santo la exhibía a los más fieles. En la actualidad varios científicos quieren investigar la corona, pero no les permiten autorización.

7. El doble entierro de Jesús

57fe0e8dc8bf6_9

Al investigar la tumba de Tapiot, los arqueólogos han descubierto algo increíble, en uno de los sepulcros falta un cuerpo. Debido a la distribución de la tumba, todo hace indicar que el cuerpo que falta es el de Jesucristo. Al darse cuenta de esto se plantearon dos hipótesis muy diferenciadas: la primera fue que entró un saqueador de tumbas y vendió el cuerpo al mercado negro; la otra opción fue que la familia de Jesús enterrara su cuerpo en otro lugar para preservarlo mejor.

8. Los clavos de Cristo

57fe0e91ea70c_10

Para que Jesús quedara bien sujeto en la cruz, los romanos clavaron en sus manos y pies varios clavos metálicos. Varios arqueólogos aseguraron encontrar dos de los clavos utilizados en ese proceso tan cruel. Tal fue la importancia del hallazgo que incluso se hizo un documental denominado “Los clavos de Cristo”. Finalmente, todo se fue al traste, ya que el lugar donde se encontraban los clavos para nada estaba relacionado con el lugar donde está enterrado Jesús.

 

Agrega un comentario