14 personas cuentan las más increíbles ostentaciones de RIQUEZA que han presenciado

¿Te ha pasado que ves cómo alguien gasta su dinero y te impresiona que pueda pagar cientos de dólares por algo por lo que tu no pagarías más de 20? Muebles, productos de belleza, en internet hay muchas “ofertas” que superan ampliamente el presupuesto de una persona que no es millonaria, pero aún sí se venden.

En Reddit un usuario abordó esas situaciones preguntando a los demás si es que alguna vez habían presenciado una enorme demostración de dinero y cómo había sido.

Rápidamente los demás respondieron con historias que, al menos a mi, me provocan una mezcla entre asombro, incredulidad, envidia y sorpresa.

Revisa 14 a continuación:

1.

“Solía trabajar en una óptica de alto estándar. Tuve un cliente que -en una hora- gastó 15 mil dólares en gafas. Iba vestido con un peto sucio con pintura y nadie quería atenderle. Cuando pidió anteojos Cartier los demás empleados pensaban que nos iba a robar. Resulta que el cliente era Andre Rieu. Fue la mejor comisión de ventas de mi vida”.

a

2.

“A un tipo de mi instituto le venían a buscar cada día en un Rolls Royce antiguo. Vivía a cinco minutos”.

b

3.

“Una vez gané un pase VIP a una discoteca en Moscú. No me pregunten de eso. Vi a tres jóvenes probar sus relojes de 100 mil dólares vaciando botellas de champán (de 4 mil dólares) encima de los aparatos. Uno de los relojes no era impermeable y se arruinó. Para ellos fue muy divertido”.

c

4.

“Un tipo de mi pueblo se compró un helicóptero. Se había enojado con su vecino y decidió llamar a un piloto a las 4 de la madrugada para que sobrevolase su casa toda la noche, solo para molestarle”.

d

5.

“Conocí al director general de la compañía para la que trabajo y le dije que me gustaba su reloj. Lo primero que hizo fue sacárselo y dejar que yo lo llevase durante todo el día. Después me enteré de que el reloj era un Patek Phillip que cuesta 1,75 millones de dólares. El reloj vale más que todos los activos de mi familia en las últimas cuatro generaciones”.

6.

“Trabajo para un hombre rico que una vez me hizo volar en un jet privado al otro lado del país para recoger 6 fresas perfectas de una variedad tradicional. Costaban 100 dólares un paquete de 6. Se comió 3 y me dio el resto por las molestias… No mentiré, fue la experiencia (de fresas) más increíble de mi vida.

e

7.

“David Tepper, un gestor de fondos de inversión, se marchó de Nueva Jersey. Eso causó que el estado tuviese que rehacer todo su presupuesto”.

8.

“Uno de los amigos de mi padre es millonario y coleccionista. Tiene un violín Stradivarius original. Un día decidió que quería aprender a tocarlo así que tomó clases y llevó el jodido Stradivarius con él a la tienda de música para conocer a su profesor y recibir la clase”.

9.

“Trabajo en una tienda de zapatos. Una vez tuve un cliente que entró y dijo “dame un par de todos los zapatos de hombre que tengas en talla 44″. No quería probárselos ni verlos, simplemente quería zapatos para todas y cada una de sus casas. Trabajo a comisión, así que fue un gran día. Pero, joder, fueron como 140 pares de zapatos”.

f

10.

“El jefe de mi padre era el director general de una compañía Fortune 500. Nos invitaron a su fiesta privada el 4 de julio en su casa. Había contratado a Robin Williams y tenía su propia barca de fuegos artificiales en el agua justo delante de la casa. Solo los fuegos artificiales costaban más de 300 mil dólares”.

11.

“Estaba en Fortum and Masons (una tienda de comida gourmet en Londres) y alguien gastó 15 mil libras en caviar. Yo estaba detrás con mi tableta de chocolate de 2 libras”.

12.

“Soy de Hobart, una ciudad de clase trabajadora en el culo del mundo, Tasmania, donde nunca pasa nada. No venía nadie excepto excursionistas o amantes de la naturaleza a admirar los paisajes. En la ciudad nunca pasaba nada. Un tipo que ganó centenares de millones de dólares apostando abrió su propio museo privado con obras valoradas en 150 millones de dólares. Ello ha convertido la ciudad en un gran centro turístico. Lo mejor del caso es que los residentes podemos entrar gratis siempre que queremos y que se celebran fiestas y festivales a lo largo del año. En menos de 5 años, ese tipo ha transformado la ciudad él solo”.

13.

“Salí con una chica de Manhattan y hasta que no llevábamos 6 meses no supe que su padre era extremadamente rico. Una noche fuimos a su apartamento en el Upper East Side, lo primero que vi en el recibidor era un cuadro muy chulo, me lo miro de cerca y veo que es un Picasso. Le dije Un momento, eso es?… ella simplemente asintió. Era el cuadro más barato del piso”.

14.

“Vi en las noticias que un hombre chino extremadamente rico le compró 8 iPhones 7 a su perro. Algunos de los relatos en esta lista son obscenos, pero este no tiene sentido”.

g

 

Agrega un comentario