Lo que esta mujer le inyectaba a sus bebés la llevó a la cárcel y a ganarse el odio de miles de personas

Fueron las marcas de pinchazos de una de las niñas las que hicieron a los servicios sociales detectar que algo no iba bien en el hogar de Ashlee Hutt.

La madre, de 24 años, ha sido acusada con cargos criminales de maltrato infantil por inyectar heroína a sus tres hijos pequeños: un niño de seis años, una niña de cuatro y una de dos. Ashlee se refería a la droga como “zumo para dormir” y “medicina para sentirse bien”.

i1

Los servicios de protección infantil del Estado de Washington observaron marcas de jeringuilla y cardenales en el cuerpo de la menor de las niñas. Un mes después entrevistaron al hermano mayor, que describió como su madre les inyectaba “medicina para sentirse bien”, una mezcla de polvo blanco y agua.

Explicó que la sustancia también era utilizada en sus hermanas y que solían quedarse dormidos después. El News Tribune ha publicado que el hogar familiar estaba lleno de basura y excrementos de rata.

i2

i3

El marido de Hutt, Mac McIver, de 25 años, se enfrenta a los mismos cargos y fue arrestado el 7 de septiembre. Se encuentra en la cárcel del condado de Pierce con una fianza de 100,000$ (89,969€).

Según ha confirmado el portavoz del sheriff del condado de Pierce, el detective Ed Troyer, los tres niños están ahora a cargo de los servicios sociales en buen estado de salud.

i4

 

Agrega un comentario