Mayordomo que trabaja para Donald Trump hace 30 años habló de las intimidades del magnate

Después de unas reñidas elecciones y una campaña llena de polémicas, Estados Unidos tendrá nuevo presidente a partir del 2017 y se llama Donald Trump. El magnate se encuentra bajo la mira y uno de sus fieles compañeros decidió hablar un poco sobre su intimidad y verdadera personalidad, más allá de la farándula y los rumores. Anthony Senecal, el distinguido mayor domo de Trump, dio a conocer las mañas del amo que lleva sirviendo por 30 años.

No entra una mosca a la mansión que posee Trump en Florida sin que Senecal no lo sepa. El mayor domo que sirve desde hace 30 años en el sitio, comenta que su “amo” siempre se ha comportado como un amigo y no como “el dueño”. Es un hombre de costumbres, alegre y amable con todo el personal de servicio:

“Es un hombre de rutina. Pide mucho pero no es exigente. Es amable y generoso. Le gustan las hamburguesas de queso bien hechas con papas fritas y siempre recuerda que llevemos el ketchup. Suele dormir tres o cuatro horas por la noche”.

a

“Le molesta el ruido de los aviones que pasan constantemente sobre el terreno. Tiene un salón de belleza dentro de la casa pero el prefiere arreglar su cabello”.

b

“Tiene los mismo ojos que su padre y se preocupa mucho por su familia” señaló mientras recordaba cuando Donald era más chico.

c

Esta residencia pertenecía a las herederas de la millonaria Marjorie Merriweather y ocho años después de su muerte, en 1985, Trump la adquirió por 10 millones de dólares. La gigantesca casa tiene 118 habitaciones, un salón de baile con detalles en oro y un campo de golf privado.

Allí se casó con Melania en 2005

d

Senecal, cuenta que, a diferencia de lo que todos creen, su amo se comporta muy amable con todos sus empleados y los anima a ser mejores siempre. En casa la mayoría del personal es extranjero; hay africanos, latinos europeos y asiáticos.

Ante las criticas, responde:

“Intenta conocerlos a todos y, además del sueldo, siempre les da 100 dólares como propina por cualquier cosa. La mayoría del personal trabaja seis meses y se va, los estadounidenses no quieren trabajos como este, prefieren uno a tiempo completo, por lo que son los extranjeros los que mantienen este lugar.”

Aerial view of Mar-a-Lago, the oceanfront estate of billiona

El hombre que lleva 30 años cuidando las mañas del nuevo presidente de los Estados Unidos, dice que intentó jubilarse en 2009 pero Trump lo detuvo alegando que:

“Retirarse es caducar. Te veo la temporada que viene”.

f

Seguramente Donald Trump no es el personaje más querido de la historia, pero al menos quienes lo conocen de cerca tienen buenas opiniones de su persona. Esperemos que haga un excelente trabajo como el presidente de uno de los países más poderosos del mundo; quién sabe.

 

Agrega un comentario