15 horribles momentos cercanos a la muerte te pondrán los pelos de punta

“Bueno, ocurrió que tenía 12 años y llamé perra a mi mamá”.
Cuando tenemos experiencias extremas suelen quedar grabadas a fuego en nuestra memoria.Sospecho que la mayoría hemos estado a punto de ver “la luz blanca” al final del túnel, pero algún golpe de suerte u otra persona nos han salvado. Después se nos olvidan, pero cuando otra persona nos cuenta que en la mañana estuvo a punto de morir aplastada por un yunque que cayó desde un edificio, las recordamos.

Esperamos que nunca hayas tenido una experiencia así, y que si la tienes la compartas en los comentarios. Siempre es interesante e inspirador leer de coincidencias que permiten que sigamos dando vueltas por el mundo.

Te invitamos a leer 15 historias cercanas a la muerte, compartidas por usuarios de Reddit, que de seguro te pondrán los pelos de punta.

Algunas son producto de la mala suerte, y otras nos enseñan valiosas lecciones…

1.

“Trabajo en una bodega.

Un trabajador estaba moviendo un grupo de 4500 kilos de rollos de papel, y el peso estaba mal equilibrado. Yo lo estaba viendo porque hago inventario de las unidades a medida que movemos el papel en la bodega.

No nos dimos cuenta de que el fondo del papel estaba mal agrupado y súbitamente viene hacia mi, que tenía solo un metro de espacio para moverme a cada lado.

Nunca corrí en reversa tan rápido en toda mi vida. Cuando los papeles finalmente tocaron el suelo, el edificio entero se sacudió como en un temblor.

De verdad pensé que moriría aplastado ese día”.

-Ericovich-


2.

“Estaba acampando, dentro de la carpa, cuando un árbol cayó y golpeó a unos centímetros de mi cabeza. Se sintió como si un tiranosaurio rex hubiese pisado a mi lado”.

-Dstaniforth-


3.

“Fu víctima de un atropello con huida. La mujer fue capturada, y dijo que no podía parar porque su papá le gritaría… Tenía más de 30 años”.

-SlicedBread35-


4.

“Estaba caminando por un pequeño camino de montaña con mi papá y mi hermano. Era tan estrecho que teníamos que caminar en una fila y mi papá nos hizo a mi y a mi hermano tomar sus manos.

En el camino de vuelta mi mamá gritó para decir hola cuando nos vio de lejos y -siendo un estúpido niño de diez años- me salí del camino para verla. Me caí por el barranco. Afortunadamente mi papá estaba sosteniéndome fuerte y solo colgué del borde por unos segundos antes de que me volviese a levantar”.

-UngodlyGuinness-


5.

“Estuve en un accidente de auto. Estaba perdiendo sangre y entrando en shock y la mitad de mis huesos del lado izquierdo del cuerpo estaban rotos y dislocados; si los bomberos no me hubiesen encontrado arrastrándome de vuelta al camino probablemente no hubiese durado mucho más”.

-Milesdizzy-


6.

“Golpeé un ciervo en mi motocicleta a cerca de 110 kilómetros por hora. Recuerdo pensar “listo, se acabo”. Vi mi zapato de trabajo volar y pensé: “bueno, allí se fue mi zapato”. Terminé golpeando al ciervo en el trasero y los protectores del motor de mi motocicleta la impactaron. El vehículo no se malogró, me levanté, busqué al ciervo y se había ido. Caminé por el lugar y encontré mi zapato”.

-KSG9608-


7.

“Tuve meningitis cuando era un niño. El área en que crecí estaba en un punto en que se consideraba tendiente a la meningitis, así que mi doctor le dijo a todos los padres que vacunen tempranamente. Los míos eran (en ese momento) anti-vacunas y dijeron “NO”. Bueno, me dió meningitis meningocócica.

Perdí la habilidad de moverme, ver, escuchar, respirar por mi mismo, hablar. Estuve en el hospital por seis semanas y estuve a punto de morir más de una vez.  Por suerte me recuperé en gran parte, pero aún tengo daño neurológico y perdida de oído/visión.

Vacunen a sus hijos, por favor”.

-TurnDownForPage394-


8.

“Con mis amigos fuimos un fin de semana a una casa en la playa. Estaba volado y ebrio al mismo tiempo. Decidí nadar de un lado a otro de la piscina (que era pequeña). Mientras nadaba, traté de afirmarme de la baranda y no la encontré… así que entré en pánico, en real pánico. Lo peor es que mis amigos pensaron que estaba bromeando… mientras movía mis manos escuchaba risas desde debajo del agua. Risa. Pánico. Luces brillantes. Calma (…) Gracias a Dios, un amigo me sacó”.

-mcraayraay-


9.

“Me gusta mucho hacer surf y como todos sabemos, cuando se acerca una tormenta las olas son mejores. Casi me ahogué hace dos años atrás. Honestamente, el único pensamiento que tuve era que mi mamá estaría enojadísima conmigo por morirme”.

-crustyyogapants-


10.

“Tres hombres me robaron a punta de pistola en 1989 cuando trabajaba entregando pizzas.

Me aparqué y vi a los hombres acercándose al auto y asumí que habían ordenado la pizza. Uno de ellos inmediatamente sacó un revólver y lo puso sobre mi mejilla, lo cargó y me dijo Dame el dinero, perra. Los otros miraban nerviosamente alrededor.

Este no es mi dinero, es tu dinero. Les pasé los dólares de mi delantal. Luego me pidieron mi billetera y se las pasé rápido. Al encontrarla vacía me la tiraron a la cara y con el revólver todavía apuntándome me dijeron: Véte a la mierda lejos de aquí. Me fui a la mierda lejos de allí. Historia real.

Y no, no se llevaron la pizza”.

-Finum-


11.

“Esto es bastante asqueroso. Casi me ahogué hasta la muerte con un trozo de queso cheddar. Tenía 4 o 5 años y estaba comiendo felizmente mi queso viendo televisión, cuando me entusiasmé un poco demasiado y literalmente mordí más de lo que podía masticar. Comencé a entrar en pánico y corrí en busca de mamá o papá. Encontré a mi papá en el jardín, había terminado de decir las palabras “Papá, me estoy ahogando” y el -sin dudarlo- me tomó por mis tobillos y golpeó mi espalda con una mano mientras con la otra me sostenía con la boca hacia abajo. Tres o cuatro golpes, y el queso salió volando de mi garganta al piso. Nuestro perro se lo comió. Es mi recuerdo más vívido de la infancia”.

-warda1144-


12.

“Bueno, ocurrió que tenía 12 años y llamé perra a mi mamá…”

-VictorBlimpmuscle-


13.

“Me estaba ahogando con un trozo de tocino, y perdí la conciencia. Mi mamá me encontró justo después y, estando entrenada en primeros auxilios, me ayudó.

Seriamente amigos, si no están entrenados en primeros auxilios, piensen en hacerlo. Mi mamá salvó mi vida y desde entonces me ha entrenado e incluso salvé a un hombre, también. Realmente puede ser la diferencia entre la vida y la muerte”.

-TheMightyRoy-


14.

“Me electrocuté en el trabajo. Llegué hasta el río de luz blanca. Estaba entre “en otro mundo” y consciente de todo. Volví al mundo. En mi percepción nunca perdí mi tren de conciencia”.

-Safetyalwaysoff5000-


15.

“Tenía siete años y mi apéndice casi se rompió. Es bastante común, pero todo fue mal -la cirugía causó un enorme sangramiento interno, tuve una infección, tuve una reacción alérgica a los antibióticos, y desarrollé neumonía por el ventilador. Realmente no recuerdo mucho de ello”.

-EnigmaticSquid-
 

Agrega un comentario