Descubre las 5 típicas MENTIRAS que ellas le dicen a los hombres sin ser descubiertas

 “Tenía el celular descargado… Qué, ¿acaso no confías en mí?”.

Recuerdo perfectamente una escena de la película “Mentiroso Mentiroso” en que el hijo del personaje que interpreta Jim Carrey  le pregunta extrañado, “¿Es necesario que mientas todo el tiempo?” “¿No te parece que mentir está mal?”. La respuesta que obtiene de su padre es genial. “Pongámoslo así”, le dice. “Si tu madre un día se me acerca gorda como una vaca y me pregunta ‘¿cómo me veo con este vestido?’ Lo mejor es que yo le conteste que se ve genial, que nunca antes había visto a una mujer tan bella y que su figura es fabulosa. ¿Te das cuenta la tragedia que causaría si le dijera que efectivamente se ve como una vaca?”… El chico entiende el punto y asiente.

El ejemplo es claro y corre tanto para hombres como mujeres. Las mentiras a veces pueden ser convenientes o piadosas, pero por mucho que no lo queramos, son mentiras al fin y al cabo.

Ahora bien, si olvidáramos por un segundo que son los hombres quienes mienten habitualmente y escogiéramos las 5 frases más falsas de las mujeres… ¿Cuáles serían? Pues, ellas mismas las han seleccionado.

Te las dejamos a continuación…

1. “Es extraño, yo nunca había hecho algo así”.

200-4

La frase libra de culpas, responsabilidades, e incluso genera cierta compasión en el engañado/a. Es como si algo se hubiese apoderado de ella y la hubiese obligado a mentir de tal forma. Saben lo que hacen.


2. “Tenía el celular descargado”.

200-3

A veces es lo mejor que se puede hacer para evitar que los problemas se agranden. Apagar el celular y ahorrarse cualquier inconveniente futuro.


3. “Me siento enferma”.

200-2

Sirve para agravar el cansancio, el aburrimiento, o las simples ganas de no querer hacer nada. “¿Amor, me acompañas a la fiesta?” -Me siento enferma. “Amor, ¿hacemos deporte?” -Me siento enferma. “¿Vamos por un helado? -Me siento enferma. Me siento enferma. Me siento enferma.


4. “No me pasa nada”.

200-1

Frase célebre del mundo femenino. Es tan obvio que sí pasa algo, pero a la vez tan imposible de aceptar, que “no me pasa nada” en realidad termina convirtiéndose en una verdad absoluta. “¿Que te pasa?” -Nada. “¿Tienes hambre?” -¡No me pasa nada, te dije!


Bonus Track

5. “Cuando miento lo digo de verdad”.

200

Lo juro por Dios. ¿Acaso no me crees? ¿No confías en mí?


¿Hay alguna otra mentira que creas deba ir en esta nota?

Cuéntanos.

 

Agrega un comentario