7 asquerosas técnicas que los actores de Hollywood han usado para ENGORDAR ¡No se cuál es peor!

Te sorprenderá conocer lo que estas 7 estrellas de Hollywood tuvieron que hacer para aumentar de peso rápidamente y así llegar al peso requerido para interpretar a un gran personaje.

1. Robert De Niro

Hasta donde sabemos, Robert De Niro fue el primer actor en crecer a lo ancho para clavar un papel.

En Toro Salvaje, dirigida por Martin Scorsese en 1980, De Niro encarnó al boxeador Jake LaMotta. Para interpretar a la versión añeja y desmejorada del personaje el actor engordó casi 30 kilos. Scorsese le dio un par de meses libres para viajar a Italia a ponerse fino a pasta y pizza. Y funcionó.

Estas últimas escenas tuvieron que filmarlas con muy pocas tomas, ya que De Niro se agotaba muy rápido. “Su respiración era como la mía cuando me da un ataque de asma” comentaba el director. El esfuerzo valió la pena, De Niro se llevó el Oscar a Mejor Actor.

g1

2. George Clooney

Clooney es, además de De Niro, el único actor en ganar un Oscar por una actuación con subida de peso incluida. Para el rodaje de Syriana, en 2005, Clooney dejó de hacer todo tipo de ejercicio, se entregó a dónuts y patatas fritas y logró engordar 13 kilos en solo 30 días.

“Mi trabajo era comer todo lo que pudiera, lo más rápido que pudiera” dijo el actor en una entrevista. “Pero, sobre todo, la clave era comer hasta que tuvieras ganas de vomitar y asegurarte de no vomitar”.

g2

3. Jared Leto

Para su papel interpretando al asesino de John Lennon en Chapter 27, Jared Leto engordó hasta estar irreconocible, y lo consiguió a base de lo que podríamos llamar “el batido anti-detox”.

Leto creó un mejunje a base de helado metido en el microondas mezclado con aceite de oliva y salsa de soja que se metía entre pecho y espalda todos los días.

“Fue un proceso devastador” dijo Leto en una entrevista con la MTV en 2007. “No hubo un solo momento de disfrute durante los meses que trabaje en esto (…) cambió mi forma de andar, cambió mi forma de hablar, cambió la forma en la que yo me sentía conmigo mismo y la forma en la que la gente me miraba y me trataba”.

g3

4. Ryan Gosling

Lo de Ryan Gosling sí que fue una bajeza en toda regla. En 2009 engordó 30 kilos para actuar en la película de Peter Jackson The Lovely Bones, pero el director lo despidió nada más aparecer en el rodaje.

El actor (que también usó la técnica del “helado al microondas”) se columpió al decidir que ese aspecto era el que iba más acorde con el personaje sin consultar absolutamente nada con Jackson.

“Pesaba 68 kilos cuando me contrató y me presenté en el rodaje con 95. Realmente pensaba que el personaje debía ser así, pero parece que lo pillé mal. Me dijeron ‘Estás horrible’. Yo les dije ‘Lo sé, ¿no es genial?’”. No lo era. Largaron a Gosling y lo reemplazaron por Mark Wahlberg.

g4

5. Colin Farrell

Otro más para el club del helado derretido. El actor irlandés Colin Farrell 18 kilos para su papelón en Langosta a base de hamburguesas con queso, patatas fritas y tarta de chocolate desde las 10 de la mañana.

“No fue tan divertido, y eso que a mí me encantan las hamburguesas” dijo a The Hollywood Reporter en 2015. “Después metía en el microondas pintas de Häagen-Dazs y me las bebía. Siempre he sido mejor bebedor que comedor, así que simplemente apliqué esa norma”.

g5

6. Matt Damon

Para la película Gibraltar Matt Damon se tomó muy en serio su desafío ante la báscula: cada día comía hamburguesas con queso, patatas fritas, filetes bañados en salsa bearnesa, Doritos, tortitas de boniato con crema fresca y ensalada cesar con pollo rebozado.

“Me puse bastante fondón. Empecé a comer como un loco y a beber cerveza negra” dijo Damon en 2009 a Daily Mail. “Durante el rodaje, entre comidas, me zampaba alguno de los productos a un euro de McDonalds con Doritos por encima. Fue muy divertido, muy divertido, probablemente es la vez que mejor me lo he pasado trabajando”.

g6

7. Christian Bale

A Jennifer Lawrence le afectó mucho al enterarse de que, para La Gran Estafa Americana, el Christian Bale que iba a trabajar con ella era justo lo opuesto al que vimos en Batman. “Por fin consigo enrollarme con Christian Bale y resulta que es Fatman, no Batman” dijo.

Y parece que Bale tampoco disfruto mucho con sus mese de atocinarse. “Lo haces un par de meses y tu cuerpo empieza a rebelarse en tu contra. Está diciéndote ‘No, por favor’, y te empieza a doler la espalda y demás” dijo en la Alfombra Roja en 2013.

g7

 

Agrega un comentario