Su esposo la engañó y la llamó gorda ¡Ella decidió transformarse por completo!

Llegó a pesar más de 120 kilos después de tener a su hija Isabella en 2003.

Todos esperamos que nuestra pareja nos ame independientemente del asunto físico y aunque muchas veces las personas podemos descuidarnos un poco, la idea es que apoyemos a nuestro amado, no burlarse o engañarlo. Betsy Ayala de Texas, Estados Unidos, tuvo un complicado embarazo en el que subió kilos que jamás imaginó. Después de dar a luz, su cuerpo era por completo diferente y su esposo la engañó.

3bb61ea800000578-4075642-image-m-13_1483091071281

Llegó a pesar más de 120 kilos después de tener a su hija Isabella en 2003.

3bb61e8c00000578-4075642-image-a-5_1483091017723

Seis meses más tarde, descubrió que su esposo veía a alguien más.

Ambos se burlaban de ella llamándola “gorda”, entre otras cosas.

3bb61ec000000578-4075642-betsy_ayala_above_34_from_houston_texas_has_shifted_103lbs_7_5st-a-7_1483095373038

Betsy decidió que era momento de salir adelante sola. Comenzó a trabajar con su hermana y se aventuró en una estricta dieta y rutina de ejercicios.

“No sabía qué hacer en ese momento, pesaba 120 kilos. Recé mucho para que todo cambiara y mis plegarias fueron contestadas. Decidí que iba a cambiar por mi hija y por mí. Yo quería que ella estuviera orgullosa de mi y ser un ejemplo”.

3bb61f0400000578-4075642-image-a-4_1483091011903

La ansiedad atacó a Betsy muchas veces, pero no dejó de luchar jamás.

3bb61eb000000578-4075642-image-m-11_1483091043899

14 años después de su gran decisión, se ve así:

3bb61e7800000578-4075642-image-a-12_1483091067880

Betsy luce radiante y asegura que con su ex marido se llevan bastante bien.

A ella solo le importa ser un ejemplo de superación para su hija y enseñarle que todo es posible si se trabaja por ello.

3bb61cb800000578-4075642-the_next_year_betsy_above_started_working_out_with_her_sister_do-a-1_1483097977366

Esta chica es el vivo ejemplo de la superación y de lo fuerte que somos las mujeres ¡Madres como ella, están en todas partes!

 

Agrega un comentario