Un millonario en ruinas de Australia vive solo en una isla desierta por más de 20 años

Cada “loco” con su tema…

Antes David Gleshin vivía en Sydney, trabajaba como corredor y ganaba buen dinero, pero en 1987 perdió una enorme cantidad de dinero en la bolsa… En 1993, junto con su novia y su hijo, este hombre alquiló una pequeña isla deshabitada en la costa de Australia, sus familiares regresaron pronto a la civilización, y Gleshin se quedó.

Durante 20 años se ha adaptado a la vida en la isla, construyó una casa de un puesto de avanzada de la época de la Segunda Guerra Mundial y vive solo: su única compañía, es un perro llamado Cuasi y una muñeca de silicona.

Dale un vistazo a su peculiar vida:

Un 19 de octubre de 1987, en el Lunes Negro…

694

En Australia este día esconocido como Martes Negro, Dow – Jones cayó 508 puntos, a Gleshin esto le costó un valor aproximado de 7,25 millones de dólares. Recuerda: “Los próximos años fueron extremadamente difíciles. Mi esposa perdio una gran cantidad de dinero y me echó la culpa a mí. En general, nuestra familia se separó en 1991″… Gleshin estuvo presionado por los tribunales, para 1993 había perdido la mayor parte de su fortuna, y fue en busca de una salida.

Ese mismo año, conoció a una mujer de Zimbabwe.

1285

Que recientemente se había divorciado, como dice Gleshin, el sentía lo mismo por lo tanto, al saber por medio de un amigo que se podia alquilar a bajo costo una isla salvaje en la costa noreste de Australia, la pareja aprovechó la oportunidad y se trasladó a una pequeña choza en la playa.

Gleshin alquiló un tercio de la superficie de la isla.

952

De 1,53 hectáreas por 43 años, para ello, crearon una empresa de restauración de la isla Priorato Ltd. con un socio por la tarifa de 13 mil libras al año “No duró mucho tiempo – Gleshin habla de la vida con su novia. – No podía seguir con esto, porque era demasiado duro para ella”… Después de que la mujer se fue, “Robinson” se dejo crecer la barba y dejó de usar camiseta.

Gracias a los paneles solares en el techo de la casa.

4153

Tiene electricidad en la isla, por lo que puede conectarse a Internet, trabaja en la bolsa de valores (en particular elogia la inversión en uranio) y pueden adquirir en tierra todo lo que necesita: necesita una hora para ir allí en barco.

Sin embargo, el hombre hace estos viajes pocas veces.

5128

En la isla el se alimenta de cocos, pesca pescado y cangrejos, e incluso él siembra frutas y verduras, y fabrica cerveza, la vida en un lugar desierto le enseñó las técnicas de supervivencia: “Si usted no aprende esto, se va a morir aquí muy pronto”.

“Lo mejor de la vida en la isla (es que vive en total privacidad y tranquilidad. La isla Restauración) es un buen nombre. A mi personalmente, me hizo recuperarme en todos los aspectos. Y lo malo es que no hay nadie con quien compartir, no hay nadie con quien compartir sus descubrimientos” dice David.

Desde el año 2000…

780

El Tribunal Supremo de Queensland dictaminó que David no cumple con sus obligaciones, y ya no tiene el derecho a ocupar la isla, el hecho es que Gleshin se comprometió a construir una base de pesca en la isla y crear una infraestructura para los turistas de al menos 131.000 libras y 60 habitaciones… Él sostiene que los nativos no le permitieron hacer esto.

Gleshin dice que se siente solo:

2221

“Espera que algun dia llegue a la orilla alguna sirena” Sin embargo, a veces es visitado por los marineros, los nadadores en kayak y agricultores, David se comunica con ellos, les invita lo que siembra y pesca… Una vez en la isla se amarró el yate de Russell Crowe.

¡David se hizo famoso en todo el mundo!.

866

Hace cuatro años atrás mediante la publicación en sitios de citas en algunos anuncios en la búsqueda de “una chica para el viernes”, que se quedaría a vivir en la isla con él… Incluso tomó la foto de su muñeca de silicona para mostrar lo desesperado que estaba de encontrar a una compañera, pero no encontró ninguna compañera: “No pasó nada. Algún tiempo vivio una chica de Italia, pero hablo de una relación abierta, y yo no sé lo que era. Pensé que significaba que no teníamos secretos entre nosotros”.

Al ex corredor todavía le gusta la bolsa de valores.

3178

Habla mucho de ella y da consejos: “El mercado de valores – es increíble. Esta es la manera más rápida, más fácil de hacer dinero. Es mejor que trabajar. Usted puede obtener 50 veces más en un tiempo 10 veces menor “. Él no se queja de su situación actual: “Fue imprudente ir tan lejos. No fui lo suficientemente inteligente para ver el desastre que se avecinaba. Hice lo que tenía que hacer, y me hundi con el barco “.

La isla del Renacimiento tiene una historia interesante.

1047

el 28 de abril de 1789 la nave del capitán William Bligh estalló en disturbios, conocido como el “Motín en la Bounty”: Los manifestantes arrojaron a Bligh con parte del equipo en el barco, sin mapas y brújula y los dejaron en medio del océano abierto. Un mes más tarde, pasados los 6.000 kilómetros Bligh llegó a la isla, donde encontró agua, ostras y bayas, y lo llamó la isla del Renacimiento.

 

Agrega un comentario