9 Coincidencias RIDÍCULAS que cambiaron el rumbo de la historia

De una u otra manera, todo en el mundo se basa en coincidencias. Seguramente a todos nos han pasado cosas extrañas que no podemos creer.

Hicimos una selección de datos que muestran que en la historia mundial las coincidencias y errores en muchas ocasiones jugaron un papel muy importante o incluso fatal.

1. Meteorito y cristianismo

a

Los sucesos que se describen como “camino a Damasco” jugaron un papel importantísimo en la formación del cristianismo. Y lo más probable es que estén relacionados a la caída de un meteorito.

Pablo iba de camino a Damasco a perseguir a los cristianos locales. En el camino, vio en el cielo una luz brillante, cayó al suelo por la ola explosiva y escuchó un ruido tremendo. Durante 3 días estuvo ciego y solo tras encontrarse con Ananías recuperó la vista.

Pablo interpretó lo sucedido como una señal divina y empezó a predicar el cristianismo activamente.

2. Las imprecisiones de traducción y una bomba atómica

b

En 1945 los Estados Unidos exigeron la rendición de Japón. En su respuesta, el primer ministro japonés Suzuki usó la palabra “mokusatsu“, la cual se puede traducir como ”sin comentarios“, “guardar silencio por el momento” o ”vamos a pensarlo“.

En la traducción, esta palabra se convirtió en ”nosotros ignoramos“, y luego en “nosotros rechazamos” y “estudiamos el asunto con desprecio”.

Semejante respuesta ofendió al presidente de los Estados Unidos Truman, lo cual lo impulsó a lanzarle un par de bombas atómicas a Japón.

3. “Titanic” y el asistente del capitán

c

Las llaves del mueble donde se almacenaban los binoculares de la tripulación del “Titanic“ podían haber salvado muchas vidas, si no fuera por David Blair, quien fue nombrado como segundo oficial en ”Titanic” y despedido al último momento antes de zarpar.

Al dejar la nave, a Blair se le olvidó dejar las llaves del mueble con los binoculares. Por lo tanto, una parte de la tripulación simplemente no tenía ninguna posibilidad de ver aquel iceberg antes de que sucediera lo irreparable.

4. Negligencia y penicilina

d

El científico Alexander Fleming no era muy ordenado. Se le olvidó limpiar su laboratorio, dejó estafilococos en una placa de Petri y se fue de vacaciones durante 2 semanas.

Durante todo ese tiempo nadie entraba al laboratorio, y cuando Fleming regresó, encontró algo asombroso. Las placas estaban llenas de moho y los estafilococos se habían muerto.

Así fue descubierto el antibiótico penicilina y la gente dejó de fallecer de una serie de infecciones bacterianas.

5. La caída del Muro de Berlín y la confusión de un político

e

En 1989 el político de Alemania del Este, Günter Schabowski, llamó a una conferencia de prensa para explicar los cambios de menor importancia sobre el cruce del Muro de Berlín. En su discurso hubo un indicio de que próximamente se eliminarían cualquier tipo de restricciones relacionadas con las salidas del país. Un periodista entendió precisamente esto y preguntó cuándo entrarían en vigor los cambios.

Schabowski contestó: “Inmediatamente”. La prensa no se demoró en decir que ya no existía ninguna prohibición ni limitación. Esto provocó una multitud de personas enfrente del muro que estaban exigiendo el libre paso. Las autoridades, para evitar una rebelión, dejaron que se cayera el muro.

¿Por qué Schabowski contestó así? Probablemente solo fue una confusión. Pero se convirtió en la persona que destruyó el Muro de Berlín.

6. La torpeza de un científico y vidrio inquebrantable

f

En 1903 Édouard Bénédictus por accidente dejó caer un matraz al suelo. Para su sorpresa, no se quebró en mil pedazos, solo se agrietó. El científico recordó que después de la prueba anterior, en las paredes del matraz se había conservado una fina capa de nitrato de celulosa.

Benedictus hizo un “sándwich” de dos vidrios pegados con una capa de nitrato de celulosa. Este vidrio aguantaba los golpes con martillo: se agrietaba pero no se caía en pedazos.

Así apareció el vidrio laminado que todavía se usa. Gracias a él, durante un accidente, el conductor y sus pasajeros seguramente no morirán por lesiones con vidrio quebrado.

7. Napoleón y Francia

g

La personalidad y el carácter de Napoleón en mucha medida decidieron el destino de Francia. Pero esto pudo nunca haber sucedido si no fuera por un evento. La isla Córcega donde nació Napoleón, le fue entregada a Francia por deudas según el Tratado de Compiègne solo un año antes de que naciera.

Precisamente esto lo hizo francés de nacimiento y le dio la oportunidad de llegar a ser emperador. Si la isla siguiera en el poder de Génova, lo más probable es que Napoleón nunca hubiera llegado a ser famoso aunque, como bien lo sabemos, la historia no tiene el modo subjuntivo.

8. Los rayos X

h

En 1895 el físico alemán Wilhelm Röntgen descubrió unos rayos nuevos. Para probar sus propiedades, ponía frente a los rayos diferentes objetos. Por casualidad, su mano se cruzó con los rayos. Lo que vio el científico, lo dejó en shock: podía ver a través de su mano y solo los huesos no eran transparentes.

La observación de Röntgen revolucionó la medicina, y los rayos X fueron llamados en honor a su descubridor.

9. Constantinopla y las puertas abiertas

i

Constantinopla había aguantado muchos asedios durante toda su historia, pero cayó en una batalla con los turcos en 1453. El papel principal lo jugó la puerta abierta de Kerkaporta.

En todo el sistema de las fortificaciones de Constantinopla había varias puertas secretas que se usaban con fines de espionaje y exploración. Una de ellas por accidente (¿o tal vez intencionalmente?) fue dejada abierta después de una misión similar. A través de ese paso secreto, el ejército turco entró tranquilamente a la ciudad y la conquistó.

 
32 Personas Compartiendo

Agrega un comentario