Esta es la razón por la que NUNCA debes escribir “amén” en los comentarios de Facebook

preview-14148460-650x341-98-1488297494

¿Qué podría tener de malo escribir “amén” y compartir la imagen de alguien que sufre para poder ayudarlo? Eso mismo pensaba yo hasta que una amiga me advirtió sobre las consecuencias de hacerlo.

Si eres usuario de Facebook y alguien que se compadece ante el sufrimiento de los demás, seguro has notado esas publicaciones que dicen cosas como “Sé que no le darás me gusta porque estoy enfermo“ o ”Comenta amén para curarme“.

Yo era de esas personas que sufrían ante un “Sigue de largo si no tienes corazón”, hasta que una amiga me alertó sobre la estafa detrás de estos post.

14148510-keyboard-597107_960_720-1487628442-650-93b57055be-1488297494

No hay vida que pueda salvarse con un “like“ ni enfermedad que se cure comentando ”amén”: Lo único que consigues con esta práctica es llenar los bolsillos de los estafadores.

Los creadores de estos post acumulan cientos de miles de likes y seguidores para luego desmontar la página y difundir publicidad maliciosa, virus y estafas. Asimismo, se quedan con tus datos, saben dónde vives, tu fecha de nacimiento y tu correo electrónico, con lo que podrían hackear tu cuenta.

14148560-work-933061_960_720-1487628451-650-07a3cb2014-1488297494

 

Entonces, cuando compartes estos post, los haces populares. Y cuando esto pasa, el propietario de la página gana dinero a costa de una imagen que no le pertenece de una persona que sufre.

Así que, que no te dé pena “no tener corazón“ por no compartir. Piensa que, en realidad, tu ”like” y tu “amén” solo enriquece a quienes viven para hacer daño.

Tim Senft, fundador de Facecrooks.com, un sitio web que monitorea estafas y otros comportamientos ilegales o no éticos en Facebook, señaló que los creadores de estas páginas acumulan cientos de miles de likes y seguidores para luego desmontar la página y promocionar, por ejemplo, productos y obtener de esta forma una comisión.

Asimismo, estos se quedan con tus datos. Lo que significaría que en un futuro no tan lejano, puedan hackear hasta tu cuenta de Facebook. Pues al escrbirles “Amén” ya fuiste notificado y hasta pueden saber dónde vives (en el caso no hayas configurado bien tu Facebook), cumpleaños, fecha de nacimiento, tu correo electrónico, etc.

No hay enfermedad que se cure por un like, ni religiosidad que se alimente por escribir amén en Facebook. No existe campaña alguna que recaude dinero a favor de los necesitados por compartir publicaciones y nuestras conciencias, sea cual sea la carga, no debería soliviantarse por lo que escribimos o compartimos en redes sociales.

¿Queda claro ahora?

 
2574 Personas Compartiendo

Agrega un comentario