Gastó más de 15 mil dólares en su cuerpo sólo porque quería convertirse en “una obra de arte”

¿Crees que lo logró?

Summer McInerney es una mujer australiana de 23 años que ha gastado cerca de 16 mil dólares en lograr tener todos los tatuajes que deseaba. Inicialmente la chica sólo planeaba hacerse un tatuaje en el brazo, pero después de conocer al tatuador Coen Mitchell se volvió adicta. Según el sitio 9 Gag la chica pasó un total de 15 días en la silla de Mitchell, y cuando volvió a casa se había convertido en una obra de arte andante.

01-4

Esto es lo que ella quiso comentar al respecto:

“Cuando Coen terminó mi tatuaje del brazo me encantó y sentí que era algo muy diferente. Casi inmediatamente quise tatuarme algo más y tuve suerte de que él tuviese ideas tan geniales para la parte superior de mis piernas y mi trasero”.

02-4

04-2

Lentamente el cuerpo de Summer comenzó a verse más y más cubierto de tatuajes y pronto ya no era sólo su brazo: en su estómago y pecho también habían tatuajes.

05-2

Summer se volvió muy famosa en la red gracias a estas fotografías de su cuerpo tatuado. La chica planea completar ciertas áreas de su cuerpo que no tienen tatuajes, en especial sus piernas y posiblemente también su garganta.

03-2

¿Te harías un tatuaje como los suyos? ¿Crees que sus tatuajes pueden ser considerados una obra de arte? ¡Cuéntanos!

 

Agrega un comentario