El hombre de tres esposas que las obligó a asesinar a una niña de 15 años por su oscuro crimen

El criminal exigía a sus señoras que lo trataran de “Lord”.

Es increíble lo lejos que pueden llegar algunos hombres al intentar dominar a las mujeres. Quienes caen en trampas y manipulaciones siguen al victimario hasta el final de sus días, pase lo que pase. Es una lealtad a toda costa, y hace a las féminas ser capaces de hacer cualquier cosa por “su hombre”.

Tan lejos ha llegado esa manipulación, que Kain Blackwing, de 47 años, ha logrado convencer a sus dos esposas -quienes son hermanas- para que asesinaran a una joven de 15 años de la que él había abusado.

La niña tenía sólo 14 años cuando sucedió todo, y Blackwing planeó el ataque para cuatro días antes que la chica testificara en su contra.

Realizaron todo un plan con lenguaje en clave y resolvieron que ellas debían vestirse de ninjas e ir a la casa de la chica West Jordan para asesinarla. Y lo hicieron. O por lo menos, lo intentaron.

article-blackwing-0220-2

Usaron máscaras negras y armas, entre ellas algunas para poder aturdirlas. Un cuchillo, un desatornillador, fósforos, jeringas y un abrigo, son algunos de los utensilios que llevaron para cometer el terrible crimen. Una real locura.

Y así partieron a la casa de la joven, la cual vivía con su madre y el prometido de ella, quien es el medio hermano de Kain Blackwing.

La pareja peleó contras las “ninjas polígamas” y el hombre de la casa usó una espada y la puso de tal forma que si las delincuentes se movían, perderían una de las partes de su cuerpo.

“Ella se me acercó con una pistola paralizante e instintivamente la bloqueé con mi brazo. Yo la golpeé en la cabeza y luego procedí a saltar sobre ella”.

Las esposas de Kain son muy jóvenes. Quien hoy es Raven Blackwing está en los 22 años, mientras que su hermana tiene sólo 19. De hecho, el tipo ya tiene una denuncia previa por haber tenido relaciones con su esposa menor cuando ésta contaba con sólo 17 años.

blackwing21n-2-web-2

Las hermanas polígamas fueron reconocidas por los integrantes de la familia atacada y hoy están condenadas por cargos por robo agravado, agresiones agravadas y represalias contra un testigo o una víctima.

La esposa adolescente fue sentenciada a libertad condicional y Raven Blackwing fue sentenciada a 15 años en la Prisión Estatal de Utah.

En tanto Kain Blackwing, quien ya se encuentra en la cárcel, sumó nuevos cargos a su condena. Fue acusado de planear un asesinato agravado, de realizar una conspiración para cometer asesinato agravado y de intento de homicidio agravado, todos los delitos graves.

Sin duda este es un terrible caso que nos muestra la realidad de una sociedad en la que cuando sujetos con evidentes características delictivas se encuentran, pueden pasar cosas realmente lamentables.

 

Agrega un comentario