8 Actrices que fueron rechazadas para un papel por ser “gordas”

Sabemos lo cruel que puede ser Hollywood, en especial contra las mujeres, quienes sufren de discriminación más que los hombres en temas laborales, aquí unos 8 casos de famosas que fueron rechazadas de un papel por ser consideradas “gordas”.

1. Liv Tyler

liv

El Señor de los Anillos no hubiera sido lo mismo sin la brillante interpretación de la actriz en el papel de Arwen. Fue el personaje que le llevó a la fama y que le obligó, indirectamente, a adelgazar casi diez kilos si quería hacerse un lugar en la película.

Tras el éxito del filme de Peter Jackson, Liv Tyler decidió volver a su peso habitual, algo que, según ha confesado en diversas entrevistas, le cerró las puertas de proyectos. “No me lo decían directamente pero me sugerían que me redujera las curvas para participar en esas películas”, señalaba enfadaba la actriz.

Pese a un posible acomodo (no todo el mundo es hija del cantante de Aerosmith), Liv Tyler se ha negado a ello, asegurando que “para el resto del mundo es delgada” y que se gusta cómo se ve. Eso es lo importante.

2. Yasmine Bleeth

yasmine

¿Te acuerdas de Baywatch? En los años noventa, la serie conquistó a gran parte de la audiencia con David Hasselhoff a la cabeza. No fue, eso sí, el único protagonista que recibía elogios capítulo tras capítulo.

Yasmine Bleeth era una de las más queridas por los fans de la serie gracias al papel de la salvavidas Caroline Holden. Misteriosamente, la actriz desapareció del reparto. Nadie entendió por qué tomaron esta decisión y el cambio en la dirección. Hace unos meses, los medios de comunicación estadounidenses filtraron que Bleeth fue despedida ¡PORQUE ENGORDÓ DOS KILOS! Una auténtica locura.

3. Dascha Polanco

dascha

La actriz dominicana triunfa en la actualidad gracias a su papel de Dayanara Díaz en Orange Is The New Black. Sin embargo, en el pasado, tuvo muchos problemas para ganarse su lugar en la televisión. No en su país, donde no existen “esos prejuicios” sino en Estados Unidos.

La censura no la impusieron productoras e industrias cinematográficas únicamente, también algunos diseñadores que se negaron a que fuera la imagen de su marca. “¿No soy igual que las demás? (…) No uso la talla estándar y ya me rechazan. Eso sirve para demostrarme que yo visto como quiero y que elijo lo que quiero y no quiero llevar”, denunciaba Dascha Polanco.

4. Ashley Benson

ashley

En una entrevista a la revista Ocean Drive, la actriz estadounidense aseguró sin tapujos que había recibido múltiples no por “estar demasiado gorda”. Ashley Benson, que recibió un reconocimiento público gracias a Pixels o Spring Breakers señaló que “la industria del cine cree que hay muchas personas que necesitan perder peso más veces de las que deberían”.

A sus 26 años, Benson confiesa que duró 30 minutos llorando por esa negativa. De la misma manera, se ha sumado a la batalla contra el Photoshop. Su exitosa carrera, afortunadamente, le hizo olvidar ese oscuro pasado al que llevaron algunos productores.

5. Kirstie Alley

kristie

No sólo las actrices más jóvenes son las que han sufrido el rechazo de productoras por su cuerpo, también las más veteranas. Ese es el caso de Alley, quien aumentó su popularidad con series como Cheers o películas como Look Who’s Talking. Ella decidió tener un ritmo de vida más alto, disfrutando de los placeres de la vida y engordando unos kilos. ¿Qué ocurrió? Dejaron de fijarse en ella. Nadie la contrataba para sus películas. Para denunciar la situación, Kirstie Alley decidió hacer una serie autobiográfica llamada Fat Actress en la que interpretaba de forma irónica a una actriz a la que ya nadie quería.

6. Mila Kunis

mila

Sí, a ella también le dijeron que “no” en muchas películas por su peso. ¿A Mila Kunis? Sí, la pareja de Ashton Kutcher también sufrió en el pasado el veto de productoras (pese a que su imagen ha sido sinónimo de éxito para sus directores, productores y guionistas) e incluso de firmas de ropa, como en el caso de Dascha Polanco.

En concreto, Dior se negó a seguir con el contrato que tenía firmado con la actriz porque su aumento de peso “era desproporcionado”. “No es la imagen de Dior que se quiere dar”, argumentaron desde la marca. Kunis se llevó una indemnización millonaria por esa ruptura pero también se fue con el disgusto a casa.

7. Kate Winslet

katewi

La última actriz en denunciar (lo ha hecho en varias ocasiones) la situación que vive la mujer respecto a su cuerpo ha sido Kate Winslet. La actriz británica aprovechó la recogida del BAFTA por su papel en Jobs para criticar a un profesor de teatro que le dijo con 14 años que podría estar contenta si le dieran “papeles de chica gorda”.

“¡Mírame ahora! (…) Lo que he querido decir es que cualquier mujer joven que ha sido discriminada por padres, profesores o amigos no debe escucharlo. Eso es lo que hice, seguir adelante. Superé mis miedos y mi inseguridad. Tienes que creer en ti misma”, explicaba enfadada Kate.

Y vaya que si lo hizo. Ocho años más tarde de esas palabras, la británica triunfaba de la mano de Leonardo DiCaprio en Titanic. De ahí, al escaparate de Hollywood. Eso sí, los comienzos no fueron nada fáciles.

8. Jennifer Lawrence

jlaw

Se trata de una de las actrices de moda en Hollywood debido a su trabajo en películas como Silver Linings Playbook (se llevó un Oscar) o la saga de Los Juegos del Hambre. Aunque no ha aclarado el nombre de dicha persona, Jennifer Lawrence asegura que le rechazaron por su peso, sugiriéndole que se pusiera a dieta. “Yo era joven. Tuve que enfrentarme a la clase de mierda por la que tenemos que pasar todas las actrices. Me dijeron gorda y que me iban a despedir si no adelgaza mucho kilos”, denunciaba en una entrevista en Harper’s Bazaar.

A día de hoy, Lawrence muestra una figura espléndida pero sigue teniendo que aguantar como algunos espectadores se siguen metiendo con su cuerpo.

 

Agrega un comentario