¿Recuerdas a la mujer que escondió caca en su bolso? ¡Ahora es la soltera más cotizada de la red!

Hace poco se viralizó la historia de la usuaria de Twitter @_blotty, también conocida como Makela, que compartió con todos sus seguidores en las redes sociales el relato sobre una vez que tuvo que esconder sus heces en su bolso porque el inodoro del chico, con quien tenía una primera cita, no funcionaba.

La historia que contó en 18 graciosos tuits fue compartida a diestro y siniestro en las redes sociales, donde cientos de usuarios le aplaudieron su sinceridad y compartieron experiencias parecidas.

CemEnTNW4AAaHEB

Tanto que Makela ya se está empezando a resignar a ser “la chica de la caca“.

Esta fue su historia:

Tengo una historia que contar. Es acerca de mi caca.

Entonces, ayer fui a una cita con un hombre que me preguntó si quería salir el otro día. Todo iba bien. Fui a su casa.

Soy una mujer confiada, tranquila y segura de mi misma… entonces me sentí cómoda para hacer mis necesidades en su baño. Fue un error. Su baño no funcionaba.

Propiamente. Por supuesto, como cualquier mujer tranquila, confiada, segura de sí misma. Entré en pánico. Y jalé la manija un millón de veces, haciendo que todo empeorara. Para este punto, estaba realmente frenética porque había estado ahí por mucho tiempo. Era una simple popó. Entonces en ese momento…

Algo se me vino a la mente. Y sabía exactamente que tenía que hacer. Tomé papel higiénico y quité la caca del inodoro. Una vez hecho esto…

Me di cuenta que no tenía un plan. ¿Qué hago con esto ahora? No puedo dejarlo ahí. En este momento realmente enloquecí porque…

Definitivamente había estado por mucho tiempo. Entonces, de nuevo, tomé otra horrible decisión. Hice la única cosa que pensé. La envolví… En multiples capas de papel higiénico y la puse en mi bolso.

Ok, ¿ahora qué? Estamos sentados en su sofa y besándonos y en todo lo que puedo pensar es la pieza de caca en mi bolso.

-Él: ‘eres muy bella’. En el momento que me sonreíste, me atrapaste

-Yo: ‘eso es muy lindo’.

-Yo en mi cabeza: ‘Tengo una pieza de mi caca en mi bolso’.

En este momento le escribí a mi hermana por un consejo. (Su hermana le sugirió tirarla al pretender que salía a fumar) Entonces, después de algunas horas él usó el baño y lo oí bajar la palanca. Supongo que lo arregló. Tal vez no, pero tenía que tomar la oportunidad. Tenía que…

Intentar tirar la popó. Entonces llevé mi bolso al baño. Desenvolví la popó y le rogué a todos los dioses que conozco, la arrojé y jalé la manija…

Por el amor de Dios, funcionó. La popó se fue. Yo era libre. Estaba limpia. Todo iba a estar bien. Sobreviví. Soy una sobreviviente.

Esa es mi historia. Un hombre sentado ahí diciéndome que soy la más increíble mujer que ha conocido, sin saber, que a 3 metros en mi bolso, estaba mi caca. Que yo saqué de su inodoro…

Esto es mi vergonzoso para mi. Pero en verdad, no beban café antes de una cita, es mejor estar somnolienta que tener que esconder tu popó en tu bolso.

Al día siguiente, después de ver cómo su historia se estaba viralizando en las redes, mostró indicios de arrepentimiento:

Wow. Todo el trabajo duro que he puesto para ser una chica sexy fue opacado por una
muy pequeña historia de caca. Ahora solo soy la chica de la caca.

Pero eso no fue lo que ha ocurrido realmente. De hecho, ha comenzado a recibir muchísima atención masculina, tanto por su sentido del humor a prueba de bombas, como por sus fotografías.

Me pasó a mi en un club con un baño unisex. Como sea, tú eres increíble. Podrías hacer del baño en mi piso y no me importaría.

Después de ver algunas de tus imágenes, tú puedes hacer en el baño en mi casa y seguir siendo una chica sexy.

Sigues siendo la chica sexy para mi.

Desde luego, si ella andaba buscando una relación, ahora tiene muchos más hombres de donde elegir. Aunque no sé si es buena idea escoger a alguno que te invita tan rápidamente a cagar en su casa. ¿O si?

 

Agrega un comentario