Perdió 34 kilos en medio año para ganarse una apuesta de $ 1,000,000 ¡Mira su transformación!

Walter Fischer de 36 años de edad, es un norteamericano que juega profesionalmente al poker. Este hombre pasaba días enteros metido en el casino, por lo que engordó hasta llegar a los 112 kilogramos.

Sus colegas de mesa de cartas le ofrecieron a Fisher un trato: ellos le darían un millón de dólares, si durante 6 meses se deshacía de un 90 por ciento de su grasa corporal, comenta la cadena de televisión ABC.

Durante el año pasado, Fisher no sólo aumentó de peso, sino que también se metió en deudas.

“Fue un mal periodo en mi vida. Empecé a perder y ganar peso. En todos los restaurantes del casino hay buena cocina. Empecé a comer mucha pasta y parmesano” – dijo el estadounidense.

Poco después de que las deudas de Fisher superaran los 100 mil dólares, los amigos de póker le ofrecieron una apuesta.

“Dijeron que si me las arreglaba para hacer que la cantidad de grasa en mi cuerpo no superara el 10 por ciento, me iban a pagar un millón. Acepté sin pensarlo”, – dijo el estadounidense.

Los participantes de la apuesta dijeron que iban a medir la cantidad de grasa usando radiografía Dexa Scan, y durante el experimento, Walter siempre donaría sangre, para eliminar la posibilidad del uso de esteroides u hormonas de crecimiento.

El estadounidense comenzó a hacer deporte activamente, e incluso contrató a un entrenador personal Chris DiVecchio y al nutricionista de medicina deportiva Phil Goglia, que ha trabajado con personalidades tan famosas como Christian Bale y Matthew McConaughey. Los mentores dijeron que el caso de su cliente era difícil, pero no imposible.

Mientras que DiVecchio se encargaba de formar el cuerpo de Fisher (hacía deporte siete días a la semana, primero durante media hora al día, luego, durante 45 minutos y luego durante 10 horas al día), Goglev logró llevarlo al porcentaje de grasa deseado.

Al alcanzar el 13,5% en sólo 3 meses, Fisher hizo una apuesta de $ 50.000 indicando que lograría los resultados durante 4 meses, pero perdió. Aquí Goglev llegó y le abrió los ojos a la raíz del problema: ¡resultó que Fisher no se alimentaba bien!

“Walter comía sólo 1,100 calorías y esto no es suficiente para quemar calorías. Estaba quemando músculo en lugar de grasa” – dijo Goglev.

Cambió la alimentación del hombre a algo más nutritivo, para que el cuerpo no quemara tejido muscular durante el ejercicio, sino grasa.

Con la nueva dieta y la carga máxima, el hombre continuó ejercitándose, y el porcentaje de grasa cayó rápidamente por debajo de 10. Él fue capaz de bajar de peso en el plazo indicado a 79 kg, bajando la grasa al 8,8%, lo que le ayudó a ganar $ 600 mil netos de la deuda.

¡Teniendo en cuenta todos los costes, que cubrían el entrenamiento y la dieta, cada kilogramo perdido le dio al hombre 7000 dólares!

Durante todo el camino al cambio, según el hombre, fue apoyado por su padre, un Judio, que Walter tiene representado en el homóplato en forma de tatuaje . Eligió este sitio para que su padre siempre lo vigile y lo proteja

¿Qué opinas de esta transformación?