Modelo con síndrome de Down pierde 25 kilos en 3 años ¡Su cambio físico es impactante!

Ahora aparece en Vogue y camina por las pasarelas más importantes del mundo. Luce increíble.

El año 2015 una chica australiana rompió los esquemas de la moda y revolucionó las pasarelas. Madeline Stuart pasó a la historia como la primer mujer adulta con Síndrome de Down en convertirse en modelo.

Caminó por las pasarelas de la Semana de la moda en Nueva York, deslumbrando al mundo con su impresionante belleza, desplante, valentía y talento. Se codeó con algunas de las mejores modelos el mundo y grandes estrellas de Hollywood. Madeline brilló más que nadie.

Ya han pasado 3 años desde aquella primera aparición y Madeline luce muy distinta a sus 21 años. La chica trazó un objetivo a cumplir hace un tiempo para alcanzar su sueño de ser modelo: tener un estilo de vida más saludable. Lo logró, ya que perdió 25 kilos y luce increíble.

En su último año de escuela secundaria comenzó a luchar con su peso. “Continuó hasta que le resultó difícil mantenerse al día con sus amigos en el baile y el deporte”, dijo la madre de Madeline, Rosanne Stuart, a Daily Mail Australia.

“Un día todo se volvió demasiado pesado”, añadió. Semanas más tarde supo que era necesario hacer un cambio en su vida.

Entonces comenzó a comer porciones más pequeñas y a nadar durante horas, además dejó de consumir comida chatarra. Actualmente entrena una hora al día, 6 días a la semana con un entrenador personal, donde mezcla ejercicios de cardio y pesas.

De hecho compitió en las Olimpiadas Especiales, y ha incursionado en el baloncesto y el cricket. También baila tres veces a la semana.

Su pérdida de peso es realmente un logro, ya que este proceso es mucho más difícil para las personas con Síndrome de Down, debido a su menor tasa metabólica. Madeline dijo que su corazón ahora es el “más saludable que haya existido jamás”. “Parece que nunca más tendré que someterme a una cirugía a corazón abierto si mantengo mi salud”, contó la modelo a Daily Mail.

Su madre dijo que Madeline se mantiene motivada para mantenerse en forma para poder seguir inspirando a otras personas con discapacidades a mantenerse saludables.

“No bajó de peso para convertirse en modelo, sino que se convirtió en modelo cuando perdió peso, ya que se sintió con poder y confianza para lucirse”, dijo Rosanne.

Desde entonces, Madeline ha aparecido en compañías como Vogue y Cosmopolitan, además de participar en la Semana de la Moda de Nueva York durante las últimas cinco temporadas.