20 Consejos de limpieza que te ayudarán a ahorrar una tonelada de dinero y tiempo

La limpieza puede ser realmente costosa si compramos todo tipo de limpiadores específicos, pero la mayoría de nosotros ya contamos con lo necesario para eliminar la suciedad y las manchas. ¡No gastes tu tiempo y dinero en productos de limpieza innecesarios nunca más! Estas recetas fáciles y totalmente naturales dejarán tu casa impecable.

Realmente admiramos a las personas que llevan a otro nivel la limpieza de su hogar, por eso queremos compartir estos ingeniosos consejos contigo.

Baño

  • Si tienes Coca-Cola en casa, viértela en el inodoro y déjala reposar por unas horas (si es posible, durante toda la noche). Esto también te ayudará a llegar a lugares remotos a los que no podrías acceder con un cepillo normal.
  • El bicarbonato de sodio es un agente simple de limpieza muy efectivo que puedes usar para desodorizar tu inodoro. Extiende varias cucharadas alrededor de la taza del excusado y espera unos 10 minutos. Luego cepíllalo. Para obtener mejores resultados, agrega algunas gotas de aceites esenciales de tu preferencia al polvo.
  • Para hacer que los azulejos de tu ducha sean brillantes y transparentes, límpialos con una mezcla de jugo limón y bicarbonato de sodio. Haz una pasta con esos 2 productos simples y frota las superficies de tu ducha y tu baño con ella. ¡No más productos químicos abrasivos!

  • Hay un gran truco barato que puede ayudarte a combatir las manchas en la grifería de acero inoxidable. Pon un limón bien apretado en el grifo y enjuaga después de una hora. Esto funciona especialmente bien para las marcas de agua seca.
  • Los cepillos de dientes y los porta cepillos son algunos de los lugares más sucios de la casa. El peróxido de hidrógeno hará un buen trabajo eliminando todos los gérmenes dañinos y es seguro para los humanos. Remoja las cerdas en el líquido por una hora y vierte un poco de peróxido dentro de la taza donde guardas los cepillos para limpiar su mango.

Cocina

Bicarbonato de sodio.

  • Usa bicarbonato de sodio para limpiar las bandejas del horno sin esfuerzo. Extiende una generosa cantidad de polvo en toda la superficie y vierte agua hirviendo en la parte superior. Después de eso, debe comenzar un burbujeo intenso. Déjalo actuar por una hora, y luego enjuaga bien.
  • Para quitarle el sarro a la tetera, vierte vinagre en su interior hasta la mitad y termina de llenarla con agua. Luego, ponla a hervir. Finalmente retira todo, lávala y vuelve a llenarla con agua. Hierve otra vez antes de usarla. Para casos difíciles, deja la mezcla dentro de la tetera durante una hora antes de llevarla a hervor.

 

  • Los limones, el vinagre y la sal juntos pueden ser un gran detergente natural para lavar platos. Cocina a fuego lento 4 limones (cortados en cuartos) en 2 tazas de agua. Luego, mézclalos con sal y vinagre, y pon todo a hervir. Usa 3 cucharadas de este gel para lavar todo en lugar del jabón comprado en la tienda.
  • Si disfrutas de una taza de café por la mañana, no desperdicies los granos usados. Guárdalos dentro de la nevera para evitar los malos olores. Puedes colocarlos en un recipiente cubierto con un trozo de tela y dejarlos allí.

Nice shiny sink 🙌🏻 #cleaningtips #cleaninghacks

A post shared by Jen (@cleanqueen25) on

  • El peróxido de hidrógeno es otro limpiador de bajo costo muy efectivo para tu cocina. No es tóxico y es perfectamente seguro rociarlo alrededor de los mostradores para asegurarse de que todos los gérmenes desaparezcan.

  • El vodka y el vinagre trabajan muy similar, y funcionan muy bien para hacer brillar los vasos. Simplemente empapa una toalla de papel con el líquido elegido y frota la superficie hasta que estés satisfecho con los resultados.

Lavandería

  • Las manchas grasosas y aceitosas se pueden eliminar con polvo de bebé. Extiende un poco generosamente en los puntos grasientos y deja reposar durante la noche. Luego, lava normalmente.
  • El blanqueador puede hace que tu ropa se desgaste rápidamente. Intenta reemplazarlo con una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre. Esta receta natural hará que tus prendas blancas luzcan realmente brillantes.

🐰🐰 . . . . . . . . . #rabbits #collectables #ty #bedroom #teddy

A post shared by Home Clean Home 🏡 (@gemmas_clean_home) on

  • Limpia los juguetes de peluche con una mezcla de 2 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de almidón de maíz. Coloca el objeto y la mezcla de limpieza dentro de una bolsa con cierre hermético y agita intensamente. Asegúrate de que el juguete esté completamente cubierto con el polvo. Luego, cepíllalo o aspíralo para limpiarlo.
  • Si te estás quedando sin suavizante de telas, prueba esta opción casera. Mezcla 6 tazas de agua, 3 tazas de vinagre y 2 tazas de un acondicionador de cabello de tu elección. Agrega 2 cucharadas de este preparado a tu lavadora por cada carga de ropa.

  • Para limpiar tu sofá, mezcla 6 cucharadas de jabón en polvo con 1 litro de agua hirviendo. La mezcla se convertirá fácilmente en una espuma que se puede aplicar a la tela. Lava y retira el exceso con un paño húmedo. Esta sencilla receta limpiadora de tapicería también funciona bien con las alfombras.
  • Las toallitas de limpieza reutilizables son una gran forma ecológica de ahorrar dinero. En un recipiente, vierte 1 taza de agua hirviendo, ¼ de taza de alcohol y 2 cucharadas de jabón para lavar platos. Remoja 4 o 5 pedazos pequeños de tela en esta mezcla. También puedes agregar algunas gotas de tu aceite esencial favorito al preparado para desodorizar.

  • El aceite de oliva puede funcionar como un excelente producto para pulir la madera. Coloca unas gotas sobre un paño, pule tus muebles y haz que tus superficies brillen.
  • Limpia profundamente tus alfombras con ingredientes simples y asequibles. Comienza con una aspiradora y luego haz una pasta con 1/4 de taza de sal, 1/4 de taza de bórax y 1/4 de taza de vinagre. Frota alrededor de las partes sucias y las manchas, luego deja secar y vuelve a aspirar. Limpia con vapor o lava bien con agua.

  • El latón puede oscurecerse con el tiempo. Para limpiarlo, mezcla el jugo de 1/2 limón con una cucharada de bicarbonato de sodio (también puedes usar sal). Después de burbujear, el preparado se convertirá en una pasta. Frótala suavemente sobre la superficie de bronce con un pedazo de tela. Luego enjuaga y seca.

¿Has probado algunos de estos métodos? ¿Cuáles son tus consejos de limpieza favoritos? ¡Compártelos con nosotros en la sección de comentarios a continuación!