13 Mascotas que pueden ser sorprendentemente peligrosas para los niños

Según la revista de noticias estadounidenses, casi la mitad de los hogares de ese país tienen un perro como mascota que consideran un verdadero miembro de la familia. Sin embargo, más de 50 000 niños son mordidos por un perro mascota cada año. A pesar de que el número en sí es aterrador, debemos analizar el asunto más a fondo y ver qué razas tienen más probabilidades de atacar a un niño. También debemos aprender sobre qué otros animales no son seguros para tener como mascotas cuando hay niños pequeños en casa.

Hemos hecho una investigación y encontramos 13 animales que son los menos confiables para quedarse en la casa cuando tienes niños pequeños; seguramente, algunos de ellos serán para ti una sorpresa total.

1. Tortugas

En febrero de 2018, un bebé de 3 semanas de edad murió de salmonela luego de entrar en contacto con una tortuga, y otros 11 bebés se enfermaron de la misma cepa. Las tortugas son responsables del 6 % del número total de muertes relacionadas con la salmonela en los Estados Unidos. Esta es una prueba seria de que los niños y los bebés nunca deben entrar en contacto con ellas, ya que el riesgo de contraer salmonela es muy alto.

2. Hurones

Si bien los hurones son más limpios que la mayoría de los perros y gatos, es necesario que se distribuyan varias cajas de arena por toda la casa. Cuando hay un niño pequeño en la casa esto significa que podrían estar jugando en las cajas y contraer varios gérmenes. Además, algunos hurones son muy sensibles a ciertos ruidos agudos, y el llanto del bebé puede agitarlos. Estos animales también son conocidos por haber atacado y herido a varios niños.

3. Serpientes

Se considera que las serpientes son algunas de las criaturas más espeluznantes, pero solo muerden a las personas y a los niños si son provocadas. Una serpiente puede sentirse amenazada y morder si un pequeño la pisa por accidente o trata de agarrarla por la fuerza. Si insistes en mantener una serpiente como mascota, siempre debes mantenerla en una jaula cuando tu hijo esté presente, o al menos supervisa el medio ambiente cuando saques a la serpiente fuera de su jaula.

4. Perro de raza chow chow

View this post on Instagram

Cuddling with you 🐾🖤 📸 by @twohappychowchow

A post shared by LUXURY LADIES (@luxury.ladies) on

Aunque los chow chow se ven lindos e inofensivos, son exactamente lo contrario. Son muy temperamentales y pueden sentirse provocados fácilmente si alguien invade su espacio. Morderán a los niños sin dudarlo si los molestan tirando de su pelaje. Si el niño es mayor, puedes enseñarle cómo actuar con el perro y no agitarlo. Ten en cuenta que el temperamento de un chow chow no es entrenable en lo absouto.

5. Lagartijas

Las lagartijas representan el mismo peligro para los niños pequeños que las tortugas. La salmonela está en los primeros puestos en la lista de los posibles virus que se pueden contraer después de entrar en contacto con un reptil. Entre 2010 y 2013 175 niños y bebés contrajeron salmonela y 48 de ellos habían estado en contacto con reptiles, especialmente con lagartos. Los expertos aconsejan a las personas que se laven las manos inmediatamente después de tocar a un lagarto o lagartija y eviten exponer a los niños menores de 1 año a los reptiles a toda costa.

6. Ratones

Los ratones, domesticados o silvestres, comen alrededor de 15-20 veces por día y producen de 40 a 100 excrementos por día. Esto significa que un niño que juega en la casa eventualmente se pondrá en contacto con estos excrementos, que transportan más de 200 gérmenes patógenos que pueden afectar a los humanos. Este es un riesgo muy alto que afrontarás al mantener a un ratón como mascota en tu casa; pero si insistes, debes informarle a tu hijo que debe lavarse bien las manos después de tocar al roedor.

7. Ranas

Las ranas son otra fuente de salmonela según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. En 2011, 241 personas reportaron haber sido infectadas por salmonela después de tocar una rana, y 2/3 de ellas tenían menos de 10 años. En particular, se sabe que las ranas africanas son portadores de la cepa de la salmonela, que es extremadamente fácil de contagiar a los humanos, especialmente a los niños que aún no han desarrollado un sistema inmunológico fuerte. Estas ranas por lo general viven en el agua y se venden en tiendas de mascotas de todo el mundo.

8. Perros chihuahua

Los perros chihuahuas son lindos y pequeños, pero también son muy ruidosos y luchadores. Debido a su pequeño tamaño, no les gusta que los pinchen, que es algo que un niño pequeño podría hacer. Esto puede hacer que el perro muerda al niño o que sea extremadamente agresivo con él. Si deseas que un niño coexista con un perro chihuahua, necesitas entrenar al perro, cuando aún es un cachorro, sobre cómo reaccionar ante niños. También debes enseñarle a tu hijo qué cosas pueden molestar al perro para que evite hacerlo.

9. Conejillos de indias

Hay una idea errónea de que los animales pequeños son más fáciles de manejar para los niños pequeños, y sentimos que necesitamos aclarar este punto. Los conejillos de indias tienen uñas afiladas y pueden rasguñarte fácilmente si los molestas, lo que podría provocar infecciones por la bacteria estafilococos. Si se contrae por niños que tienen un sistema inmunológico todavía débil, pueden desarrollar neumonía, sepsis o infecciones bacterianas graves. Estos animales también pueden pueden propagar la salmonela y causar la gripe en niños al igual que en los adultos.

10. Erizos

Es bastante obvio por qué los erizos son peligrosos para los niños, ya que sus púas pueden penetrar la piel tan profundamente y causar heridas severas. Sin embargo, la mayoría de las personas no saben que esto no es solo un pellizco doloroso, sino también una forma de transportar ciertos gérmenes bacterianos que se sabe que causan fiebre, dolores de estómago y erupciones en la piel. Las familias que deseen tener un erizo como mascota solo deben hacerlo si tienen niños mayores de 6 años, además de enseñarles a ser pacientes y amables con el animal.

11. Iguanas

Las iguanas se encuentran en la misma categoría que otros reptiles que representan un tremendo peligro para los niños al propagar la salmonela. Ha habido casos en que los niños se enfermaron con diarrea sanguinolenta y fiebre causada por la cepa de salmonela contraída por un reptil mascota. Es mejor no tener una iguana si tienes niños pequeños, pero si insistes en tener una, puedes mantenerla en una habitación a la que tu hijo no tenga acceso.

12. Perros dálmatas

Si hay una palabra que podría describir a los dálmatas a la perfección es “temperamental”. Debido a su proceso de reproducción, no son los perros más sociales que hay. Esto significa que si no están entrenados adecuadamente, pueden morder a un niño si son golpeados o acariciados por ellos. Los dálmatas deben ser entrenados cuando aún son cachorros para que aprendan a ser sociables y coexistir con niños pequeños. Necesitan estar expuestos a los pequeños para saber cómo actuar a su alrededor y no sentirse molestos por su comportamiento entusiasta.

13. Perros de raza rottweiler

Los perros de raza rottweilers no solo son potencialmente peligrosos para los niños, sino también para los adultos, si no están entrenados correctamente. Son confiados y valientes, pero también pueden ser territoriales y, por lo tanto, podrían ser agresivos. Los niños pequeños no pueden entender y respetar el espacio del perro, lo que puede llevar a que el perro los ataque. Sin embargo, los niños de edades mayores pueden coexistir con ellos si se les enseña cómo actuar en torno a ellos y cuándo dejarlos en paz.

¿Cuál de los animales mencionados crees que es el más peligroso para un niño? Por favor, cuéntanos en los comentarios.