Lo más viral de la red, en un sólo lugar ¡Síguenos!

adeli

1621 POSTS 0 Comentarios

Un error que terminó de forma terrible.
En el complejo de apartamentos que vivía Alexis Bukrym, junto a su mejor amigo, ubicado en Ocala, Florida, hubo una seguidilla de robos de automóviles que asustaron a toda la comunidad. Durante días todos caminaban nerviosos por sus hogares.
Por eso cuando un ruido estrepitoso, cerca del frente de su apartamento sonó, seguido de que la perilla de su puerta principal comenzara a moverse, descolocó completamente a Alexis.
Era una noche de abril del 2017. Alexis se asustó y se puso de pie. Se movió sigilosamente y cuando la puerta por fin se abrió, buscó rápidamente debajo de la almohada por una pistola que tenía escondida. Apuntó hacia la figura que estaba en la entrada y sin pensarlo, disparó.
La bala entró en el pecho del hombre, quien se desplomó en cosa de segundos. Todo era confuso pero Alexis lo miró a la cara. No era un desconocido. No era un ladrón. Era su compañero de apartamento y su mejor amigo, Anthony Schwartz. Dejó caer el arma al suelo y ella cayó contra la pared en un completo estado de shock. No pudo contener el llanto.

Anthony sangraba en el piso pero estaba aún consciente. Mientras Alexis llamaba al 911 para conseguir ayuda. Intentó salvarlo con lo que tenía y le decía que todo estaría bien. Pero no se podía sacar de la cabeza el hecho de que ella, le había disparado. Llegó la ambulancia y se lo llevó.

Antes del incidente, ambos junto a otro amigo habían pasado la noche bebiendo cerveza. Ella se fue a su habitación y Anthony salió a buscar algo a su auto. Pensó que saldría a algún lugar. “Normalmente dice mi nombre o llama antes de entrar”, dijo en una entrevista con Buzzfeed News, quienes recogieron la historia.
Esta era la primera vez que la chica de 23 años dejaba la casa de sus padres para vivir sola. Llevaban 3 meses viviendo juntos cuando ocurrió el tiroteo. “Nunca obtuvimos muebles, solo un sofá y un televisor”, dijo. “Tenía mi cama en el suelo, pero era mi piso”, añadió.
La noche del tiroteo, mientras Schwartz yacía en una camilla, dijo a los oficiales que todo había sido un accidente, que había tenido la intención de bromear con su amiga y que finalmente la había asustado. Anthony no perdió la conciencia después de recibir la bala, lo que le dio esperanza a Alexis. No fue hasta el día siguiente que se dio cuenta de cuán grave era la situación.

Para estabilizar al chico, los médicos del Hospital Health Shands de la Universidad de Florida en Gainesville lo pusieron en coma inducido. La bala le había perforado el hígado, el páncreas y el estómago. Sufrió dos aneurismas y se sometió a una transfusión de sangre. Su corazón se detuvo en un punto. Los cirujanos le extirparon el bazo y dos tercios de su estómago.

Atormentada por la culpa, Alexis ya ni siquiera salía de su habitación. Dos semanas después, Anthony seguía en coma. Pero cuando estaba por empezar su cuarta semana en el hospital, Anthony despertó del coma. Le envió un mensaje de texto a su amiga para decirle que todavía no estaba listo para hablar con ella, que necesitaba reflexionar consigo mismo lo que había ocurrido. Habló con la policía y no presentó cargos.
Su recuperación fue lenta. Escribió en Facebook sus primeros avances, a punta de bromas, lo que tranquilizó a sus cercanos.
Tras salir del hospital, se quedó en la casa de sus padres en Ocala y le dijo a Alexis que no volvería al apartamento que solían compartir. Ella decidió dejar el piso y volver donde sus padres.
Pasaron las semanas y Anthony creyó estar listo para afrontar esta difícil situación. Envió un mensaje a Alexis para que hablar sobre lo ocurrido. El encuentro duró varias horas. “No puedes ser el mejor amigo de alguien y simplemente hacer que desaparezca. Fue muy importante para el proceso de curación ventilar todas las quejas y emociones “, expresó Anthony. Finalmente perdonó a Alexis. Aunque solo meses después pudieron salir juntos de nuevo.
A finales del 2017, Anthony terminó su terapia física. El único daño permanente que le dejaría el tiroteo sería las cicatrices en su estómago y el bazo que le tuvieron que extirpar.
Luego de dispararle a su amigo, la policía le quitó el arma a Alexis. Se la devolvieron, pero ella ya no la tiene debajo de su almohada. Es la nueva precaución que ha tomado desde el tiroteo.
Contrario a lo que podríamos pensar, este incidente no la hizo alejarse de las armas. Sino que “todo lo contrario”. “Es desafortunado que fuera mi amigo detrás de la puerta, pero si no hubiera sido así, habría salvado mi propia vida y la suya también. Si alguien atraviesa mi puerta, presionaría el gatillo todo el tiempo “, concluyó la chica.

Si te gusta ver cómo te queda un producto antes de usarlo, ahora lo pensarás 2 veces.

Antes de comprar un producto de belleza como los cosméticos, algunas personas les gusta probar el producto sobre sus pieles para poder tomar la decisión definitiva. Dentro de todas las ideas que puedan pasar por tu cabeza en ese segundo, estoy casi seguro que esta pregunta rondó tus pensamiento: ¿es realmente seguro poner en mis labios este labial que otra persona pudo haber utilizado antes que yo?

En el programa de televisión Marketplace de la cadena CBC News en Canadá se investigó sobre el tema… y lo que descubrió no es nada bueno.

Tomaron diferentes muestras de pruebas de productos (como bases, labiales polvos, sombras, máscara de pestañas) de reconocidas tiendas de maquillaje para poder analizarlas.

Es lamentable, pero el 40 por ciento estaba infectada de una bacteria llamada Staphylococcus aureus, quepuede causar infecciones, neumonía, mastitis, meningitis, absceso cutáneos y lista sigue.

El 28% tenía moho en crecimiento, que puede generar alergias, asma , problemas respiratorios. Si la persona tiene problemas en su sistema inmunológico, puede que cause infecciones en la piel, ojos y pulmones.

Las tiendas tienen que tener alcohol para limpiarlos, pero más de 30 ex trabajadores explicaron que sólo se usa si un cliente lo pide.

Dentro de las confesiones que dieron, una de las más fuertes es que la mayoría expiró su fecha de vencimiento. Todo se debe a que usarlos cosméticos de prueba pueden estar en el local mucho tiempo sin ser usado.

Keith Warriner, microbiólogo de la Universidad de Guelph, confesó que compartir el maquillaje es peligroso. La principal razón se debe a que estos tocan zonas delicadas como los labios y ojos.

Destacó además que la bacteria se encuentra en el 40 por ciento de la población, pero que actúa de distinta manera en cada persona.

Sobre el uso del alcohol para desinfectarlos en las tiendas, la ley en Canadá exige que eliminé el 99,9 por ciento de ellas, pero según Keith este producto lograría erradicar el 92.

Para poder evitar la menor cantidad de daño es recomendable probarlos siempre en el dorso de la mano o en el antebrazo, evitando así los ojos, labios y párpados.

Si es necesario hacerlo en la cara, pide siempre al encargado del local que los desinfecte.

 Su nombre es Wu. Y su modo de vida no deja a nadie indiferente.

Las ciencias ya no son cuestión de hombres, poco a poco las mujeres han ingresado al campo de la tecnología y la ciencia demostrando que nosotras también somos capaces. Naomi Wu es una sexy mujer china que aparte de lucir sus curvas, es una exitosa hacker y diseñadora 3D.

Es conocida en las redes sociales como “SexyCyborg”y no deja a nadie indiferente con su gran talento.

Como hacker profesional, muchas veces tiene que hacer misiones ocultas en las que debe vulnerar sistemas sin que nadie se dé cuenta, por esa razón es de suma importancia siempre portar una computadora.

Por eso, ella misma creó un sistema de computación que puede ser llevado a cualquier lugar del mundo y que le permite tener las manos completamente libres y lucir fabulosa al mismo tiempo.

 

Naomi diseñó un par de zapatos de taco alto que en su interior tienen todo lo necesario para la piratería informática.

En ellos porta unidades flash maliciosas y también un router para poder conectarse a internet a través de Wi-Fi desde cualquier lugar en el que se encuentre.

Wu cuenta con una gran base de fanáticos que suma más de 315 mil seguidores en todas sus plataformas.

También es una famoso youtuber que cuenta con más de 230 mil suscritores, en su canal comparte un poco de ciencia y también de su trabajo día a día.

Kenny Jones no teme mostrar que a los hombres también les llega el periodo.

Creo que últimamente a todos nos ha quedado claro que los hombres pueden tener vagina y que las mujeres pueden tener pene, lamentablemente hay personas que “nacen con el cuerpo equivocado”, es decir, su sexo biológico no los identifica, situación que los obliga a vivir momentos incómodos por los que no quisieran pasar, como ser discriminados, por ejemplo, o tener el periodo siendo hombre.

Kenny Jones, un joven modelo transgénero de 23 años se ha convertido en el primer hombre en participar en una campaña junto a mujeres para eliminar el estigma de la menstruación.

Kenny comenzó su transición a la edad de 14 años, se rapó la cabeza y cambió su nombre, al tiempo después comenzó a consumir hormonas masculinas para cambiar su aspecto de mujer.

Pese a que ahora topa hormonas que bloquean el periodo, antes de eso le bajaba la regla todos los meses. Para él fue un momento difícil, se sentía avergonzado de su menstruación.

Ahora es parte de la campaña “I’m On”, creada por Pink Parcel, junto a la diseñadoras de modas Olivia Rubin y a la escritora Dolly Alderton.

Actualmente, aunque aún falta un largo camino por recorrer, vivimos en una sociedad mucho más abierta a la comunidad LGBTI y a la trans, específicamente, pero aún así los temas relacionados con el periodo son pocos tratados entre los mismos chicos transexuales.

“Es algo de lo que no se habla. Nunca he tenido una discusión con otro hombre trans acerca de la menstruación”, dijo de forma a FEMAIL. “Es un estigma muy extraño que no deberíamos hablar sobre eso y creo que eso es algo malo. Se debe poner en una luz positiva y decir que está bien para hablar de cosas. Es solo una parte natural de lo que somos, una función corporal normal”.

“Durante mi transición tuve que lidiar con experimentar períodos cada mes y la vergüenza y los sentimientos de pena que pueden venir con él”, agregó Kenny.

Poco a poco su entorno fue asimilando y aceptando su transición, incluso lo ayudaron a escoger su nombre, pero aún así nunca habló sobre temas como la menstruación con ellos, ni siquiera con su grupo de amigas.

“Nunca es fácil, para un hombre o una mujer, tener que lidiar con eso. Los períodos son algo de lo que las mujeres a menudo les cuesta hablar, y mientras crecía, a menudo sentía que si ellas no podían hablar de eso, entonces definitivamente yo no podía tocar el tema“.

“Verme  como un hombre finalmente determinó cómo la gente me ve y me percibe. Quiero ser representado y visto como un hombre, por lo que hasta ese momento todo estaba subiendo y bajando y pasando por todas estas mezclas de sentimientos; estar confundido a veces y luego comprender ciertas cosas, poder participar especialmente en campañas como esta”.

Kenny posó junto a Olivia Rubin y a Dolly Alderton usando camisetas con mensajes alusivos a la regla.

“Me gusta hacer historia. Quiero alentar a la gente a tener conversaciones abiertas sobre este tipo de cosas y creo que la reacción del público será bastante buena”.

Estaban tan torcidas que se demoraba horas en su camino de 4 kilómetros a la escuela.
Los niños realmente disfrutan de jugar y moverse constantemente. Quizás ahora en tiempos de internet están más quietos, pero ellos aman saltar, inventar cosas y correr de un lado a otro. Por ello, cuando vemos a algún pequeño que por distintas razones no puede hacer nada de esto, nos invade una pena horrenda.
Y esta es precisamente la situación de Justine, una niña de 11 años que debido a un trastorno de crecimiento, sus piernas están completamente arqueadas. En unos 180º. Por lo que no puede jugar, saltar, practicar deportes, hasta caminar con dificultad.
Justine nació con la enfermedad de Blounts, un trastorno del crecimiento de la tibia que hace que la parte inferior de la pierna se incline hacia adentro. Se entiende que su caso empeoró hacia algo severo a medida que crecía, hasta que sus pies se enfrentaron completamente.
Esta condición entristecía a Justine, quien no solo no podía gozar de estas actividades infantiles, sino que su caminata de 4 kilómetros hacia la escuela era tormentosa y le tomaba horas. Además que sus compañeros de clase a menudo eran malos con ella; se burlaban de ella.
Sin embargo, la situación de la pequeña nacida en Yaundé, Camerún vio una luz de esperanza gracias a los cirujanos de la organización benéfica Mercy Ships, quienes le ofrecieron una solución a su problema.
Los doctores cortaron los huesos de cada pierna, desenroscaron sus miembros y los colocaron en su lugar con moldes de yeso. Fue un proceso difícil, pero los cambios fueron notorios.

Solo 5 meses después, Justine fue capaz de caminar -orgullosamente- sola por la pasarela del hospital. Sus piernas por fin están derechas.

Ahora puede ir a la escuela y jugar igual que todos sus compañeros de clase. La colegiala feliz dijo a DailyMail: “No hay nada que no pueda hacer ahora”. Ella realmente se siente invencible.
“Sus pasatiempos favoritos son correr, jugar a saltar la cuerda, jugar al fútbol, ​​a las escondidas, trepar a los árboles -todas las actividades físicas, prácticas-, no dejó que sus severas limitaciones la detuvieran en el pasado, menos ahora.

Come 2 kilogramos de carne a la semana para mantener su escultural cuerpo.

Una fisicoculturista y modelo sueca está revolucionando internet con su llamativo y particular cuerpo. Sí, probablemente notaste que tiene un abdomen plano, una cintura pequeña y una cara hermosa. Pero eso no es lo único que ha cautivado a sus más de 150 mil seguidores en Instagram.

Con lo que realmente alucinan sus fanáticos -probablemente tú también luego de ver su foto- son con sus kilométricas piernas que miden 1 metro.

Tal cual como lees, Ia Ostergren(34) es dueña de unas piernas infinitamente largas que le encanta lucir en redes sociales, junto con su rutina de ejercicios.

Sin embargo, Ia no siempre ha estado enamorada de sus piernas. En algún momento fueron un estorbo. Es que sus proporciones físicas desafían las creencias humanas.

A todos nos “molesta” algo de nuestro físico y que siempre se convierte en blanco de burlas durante la época escolar. Que eres muy pequeño, demasiado alto, muy delgado, que se yo. En el caso de Ia, eran sus piernas.

Autodenominada fea, Ostergren ahora se burla de su desgarbado físico cuando era una adolescente. Y solo cuando decidió practicar deportes en 2013 aprendió a amar su notable cuerpo.

Casada con el fisicoculturista sueco Torbjorn Ostergren, Ia dice que se ejercita regularmente para mantener su contextura física y consume 2,2 kg de carne a la semana para mantener sus músculos.

Estuvo en coma durante 10 días y cuando logró despertar era una persona totalmente diferente. Y no por las cicatrices.

Es increíble cómo la vida puede cambiar de un día para otro así sin más, sin previo aviso. Poniendo tu mundo de cabezas, cambiando la perspectiva, cambiándote a ti, ya sea física o psicológicamente. Maria Lebedeva, una chica rusa de 23 años, tenía la vida perfecta, era considerada la chica más guapa de su Universidad, estudiaba leyes y tenía altas calificaciones, muchos amigos y un novio que la amaba, pero un trágico accidente cambió su vida para siempre y la dejó irreconocible.

En agosto del 2016 tuvo un pelea con su novio al interior del coche en el que iban, su enojado enamorado se pasó una luz roja y fueron colisionados por otro vehículo.

A raíz de ese accidente perdió la vista, tuvo daño cerebral y sufrió un cambio drástico de apariencia. Maria quiso hacer conocido su gran cambio para recibir ayuda de doctores y para poder reunir los medios necesarios para cubrir sus costos médicos.

El accidente ocurrió un 20 de agosto en su natal Novosibirsk, Rusia y el momento exacto del accidente fue captado por las cámaras de vigilancia de la policía. En él se puede ver cómo la chica recibe el impacto del otro automóvil.

 

Ya no aspira a ser abogada, su nueva meta es convertirse en asistente de vuelos, además ha comenzado a explorar su talento para el canto en un grupo de terapia para ciegos que la ayudado bastante.

Tras el accidente, además de quedar ciega y daño neuronal, también sufrió problemas en su espina dorsal y pelvis. Estuvo en coma durante 10 días y cuando logró despertar, lo hizo sin recuerdos de los dos años anteriores. “El 2016 y 2015 se han ido por completo “, dijo María a DailyMail.

Sus ex amigos llevaban tiempo sin verla, por lo que se llevaron una gran sorpresa cuando la vieron por primera vez después del accidente, para ellos María lucía como otra persona, dijeron encontrarla “irreconocible”.

La muchacha relató que la discusión entre ella y su novio se provocó porque él se molestó porque ella se tardó media hora más de la hora que habían acordado.

Durante el accidente, tanto el novio como un amigo de él resultaron ilesosgracias a la oportuna activación de las bolsas de aire, mientras que Maria fue la única que salió lastimada. Al principio él iba a verla al hospital, pero luego sus padres se vieron obligados a demandarlo por un gasto médico de £ 12,700 y desde ese momento no volvió más.

“Él no estuvo para mí cuando más necesité su apoyo. Él me dijo: ‘¿Crees que soy el único culpable de este accidente? Los dos somos culpables’”. Relató la muchacha con rabia. “Estaba tan enojada cuando escuché eso. Era como si él no se sintiera culpable en absoluto. No se arrepintió ni se disculpó, es repugnante recordar”, agregó.

El accidente no solo se llevó su antiguo aspecto, sino que también a sus amigos, quienes desaparecieron después de que luchara por su vida, María asegura que ahora que ha engordado y perdido su antiguo “brillo” ellos ya no se acercan a ella.

“Ahora me doy cuenta de que no tenía muchos amigos, tenía muchos conocidos”, comenta con tristeza.

En la actualidad lo que más extraña es su independencia. “Me siento ciega cuando camino con bastón. Puedo escuchar cómo la gente me tiene lástima, especialmente ancianas. Me siento defectuosa. Puedo escuchar mejor que antes del accidente, y a veces realmente me molestan las cosas que oigo”.

Hasta ahora, muchos intentos de recuperar su vista y reducir su dolor han fallado. Su familia está buscando nuevos enfoques médicos para ayudarla a recuperarse.

¡Fuerza, Maria, eres una luchadora!

Lo llaman “El hombre más sucio del mundo”.

Después de vivir varias decepciones y tener diversos problemas emocionales en su juventud, decidió alejarse del mundo que estaba acostumbrado a vivir y vive como un ermitaño. Al tomar la decisión del cambiar el rumbo de las cosas, tal como explica Daily Mail se mudó a la villa Dejgah, en Irán; esta es la historia de Amou Haji.

Si se preguntan por qué le hablaremos de este hombre, es porque no sabes que lleva 60 años sin que el agua toque su cuerpo: 6 décadas sin darse un baño: es conocido como “El hombre más sucio del mundo”.

Te presento a Amou Haji

Amou Haji tiene 80 años y vive lejos de las urbes de Irán en villa Deigah y no se ha bañado en 60 años.

Así relata Tehran Times, el medio que conversó con este hombre, la vida que lleva:

“En lugar de tener un patio en su casa, tiene todo el horizonte ante él. No tiene miedo de que le roben por la noche, pues no tiene ninguna posesión. Se siente muy feliz a pesar de no tener posesiones y tal vez eso sea el motivo de su alegría”.

Se alimenta de carne podrida de animales muertos; su favorito es el de puerco espines.

Asimismo, come piel de armadillo, toma 5 litros de agua diaria  e intenta no cortarse el cabello: lo quema usando la fogata que lo calienta en las noches.

Eso sí, cuando quiere lucir mejor, utiliza espejos de carros para ver su rostro.

Su hogar es una barraca y cuando quiere dormir, se echa en un agujero en la tierra, o en una cabaña que la gente que vive cerca, le construyó.

¿Ves que tiene una pipa en la mano? No está llena de tabaco.

Lo que fuma es heces de animales, aunque de vez en cuando, le gusta prender un cigarro. No es raro verlo con un casco, mismo que ocupa para no sentir frío.

Nos hemos puesto en contacto con Tehran Times para saber más información de Amou, pero hasta la publicación de este artículo, no hemos recibido una respuesta.

¿Habías escuchado su historia?

Los actores vivieron con miedo durante todo el rodaje, y por suerte sobrevivieron.

Aunque parezca de perogrullo, filmar una película nunca está fuera de riesgos. Ya sea por acrobacias, explosiones o animales en el set, ser actor no es un trabajo fácil, ni mucho menos seguro, como algunos podrían pensar. Pero al menos los productores siempre intentan minimizar esos temores.

A menos que se trate de Noel Marshall, quien produjo la película “más peligrosa de la historia”.

El profesional del cine, conocido por grandes producciones como “El Exorcista” de 1973, tenía una idea en la cabeza, imposible de quitar desde un viaje a África en 1969. Marshall había viajado con su esposa, la actriz Tippi Hedren -que se encontraba filmando “Satan’s Harvest” de George Montgomery-, a una reserva en Mozambique, y allí se encontraron con una peculiar escena: una cabaña abandonada y repleta de leones.

La situación quedó grabada en la cabeza de ambos, y decidieron realizar la película, utilizando sus propios fondos. Se llamaría “Roar”, como el rugido de estos felinos. Y sería una declaración de conciencia para con el reino animal.

La película, que está ambientada en África, se filmó en el rancho privado de Marshall en Acton, California, y fue dirigida, producida, escrita y hasta co-protagonizada por él. La historia trata de un científico que vive en armonía con un grupo de leones, y por ello debe enfrentarse a las leyes que no se lo permiten.

La familia sería representada por la real también. La hija de Hedren, una joven Melanie Griffith, y John y Jerry, los hijos de ambos. En la película, visitarían a su padre, sin saber los peligros que correrían. Y tal parece que la ficción venció a la realidad.

Para prepararse, la familia convivió con los animales -132 leones, tigres, chitas y panteras, y hasta elefantes- seis meses antes del rodaje, ganándose la confianza de las bestias, al tiempo que ellos tomaban valor para estar día a día con ellos. El rodaje empezó en 1976, con un acotado presupuesto de 3 millones de dólares, que a los 5 años ascendió a los 17 millones. Poco para lo que necesitaban, por lo cual el filme fue grabado en “estilo documental”, más por precariedad que por decisión estética.

Todo iba bien hasta que debieron filmar las escenas violentas, y el instinto de los leones despertó, como era de esperar -pero Marshall no lo pudo predecir.

El director de fotografía, Jan de Bont, fue mordido por un león en la cabeza y le debieron realizar 220 puntos luego de que este le arrancara parte del cuero cabelludo. Días después estaba de vuelta en la producción. El controvertido director fue mordido tantas veces que desarrolló un cuadro de gangrena, y pasaba constantemente en el hospital. La esposa, Hedren, también sufrió, luego de que se cayera del elefante Timbo y se fracturara una pierna, y luego de gangrena, también por una mordida de animal.

Y por si fuera poco, la hija de Tippi, Melanie, fue atacada por un león en la cara, por lo que debió someterse a una cirugía de reconstrucción. “Mamá, no quiero terminar el rodaje con la mitad de la cara arrancada”, le manifestó. Para peor, esa escena quedó registrada en el corte final de la película.

Como si ya no fuera suficiente desgracia, la producción de 5 años también debió superar otros obstáculos, como un incendio y dos inundaciones, animales enfermos y muertos, y equipos destruidos. El filme, eso sí, se estrenó, pero sólo en algunos países europeos, por la mala prensa que tenía. Y la recaudación fue un fracaso: sólo 2 millones dólares. Para colmo, Hedren se divorció de Marshall, un año después del estreno.

“Pensamos que criar a nuestros hijos y a esos animales bajo el mismo techo podía minimizar los ataques cuando empezara el rodaje, pero en retrospectiva no fue una buena deducción, sé lo estúpido que fue hacer esa película, me asombra que nadie haya muerto en ella”, declaró un tiempo después Noel Marshall.

Y su hijo, el actor John Marshall, está más que de acuerdo. “Podría haberme muerto mil veces (…) nuestro padre fue un verdadero imbécil por hacerle eso a toda la familia”, aseveró en entrevista con New York Post.

Pero no todo lo que salió del filme es negativo. Hedren escribió un libro titulado “The Cats of Shambala”, donde contó su experiencia con “Roar”, y además lideró la organización The Roar Foundation, con la cual ayudó a la preservación de los felinos africanos.

Algo es algo.

“Pido que no se extienda la rabia”, declaró la madre de Gabriel, tras el hallazgo del cuerpo de su hijo en el maletero de la pareja del padre.

Estaba de vacaciones en la casa de su abuela, en el pequeño poblado de Las Hortichuelas -una zona del Parque Natural del Cabo de Gata- donde las playas solitarias se convierten en el destino ideal para muchos en el verano español. Nadie se imaginaba, que esta tranquila localidad al sur del país, se transformaría en el epicentro de un asesinato y desaparición de un menor de solo 8 años: Gabriel no tenía que morir y todo el mundo llora su partida.

Gabriel Cruz estaba de vacaciones cuando el 27 de febrero a las 15:30 de la tarde, abandonó la casa de su abuela paterna para caminar 100 metros hasta la casa de sus primos en Las Hortichuelas, Níjar, en Almería, al sureste de la península ibérica. Su familia no lo volvió a ver con vida.

Tal como reporta el diario español El País, la familia no se dio cuenta de la desaparición de Gabriel, hasta 3 horas más tarde. A las 20:00 horas del 27 de febrero, pusieron una denuncia por la desaparición del menor. La Guardia Civil española hizo exhaustivos rastreos a la zona para dar con su paradero.

España se conmovió y movilizó tras la desaparición de Gabriel. Sus progenitores, Patricia Ramirez y Ángel Cruz, junto a sus familiares, y Ana Julia Quezada, pareja del padre del niño, aparecieron en los principales medios del mundo, alzando la voz por el menor desaparecido. Hasta ofrecieron una recompensa de 10.000 euros, a quienes pudiesen aportar información sobre su paradero de “el Pescaíto”, como le decía su entorno más cercano.

El pequeño Gabriel estuvo desaparecido 12 días, hasta que este domingo 11 de marzo, fue encontrado en el maletero del coche de Ana Julia Quezada, su madrastra.

La camiseta: El camino hacia la verdad

Después de la denuncia por la desaparición de Gabriel Cruz, la policía inició la búsqueda. Las sospechas de que Quezada estuviera implicada en la desaparición comenzaron el 03 de marzo, cuando entregó a la policía una camiseta de Gabriel diciendo que la había encontrado casualmente en una zona que ya se había rastreado varias veces.

La prenda estaba en el Barranco de las Águilas, en Las Negras (Almería). Agentes de la Guardia Civil, perros, helicópteros, voluntarios, bomberos y buzos, buscaron nuevamente en el lugar, pero no dieron con otra pista.

Otro hecho que encendió las sospechas, fueron sus primeras declaraciones: cuando la policía le pidió su teléfono para las pericias pertinentes. En esa instancia, ella aseguró que lo había perdido. Días más tarde, dijo que lo había hallado, pero cuando la Guardia Civil lo pidió nuevamente, declaró que lo había vuelto a perder. La policía la vigiló durante semanas, hasta dar con la  verdad que nadie esperaba.

Después de entregar la camiseta a la policía, Quezada estuvo activamente con su pareja. Hablaba de cómo era el niño y se mostraba destruída por la desaparición de su hijastro. Esta fue una de sus declaraciones ante una cámara de la televisión española:

“Justamente ese día (el 27 de febrero) le habíamos dicho a Gabriel, a la hora del desayuno, que si veía a algún extraño corriera y, mira tú por dónde, justo hoy ha desaparecido (…) Él no se va con nadie que no conozca”, afirmó.

Aunque la veracidad de sus declaraciones quedaron en el olvido cuando la Guardia Civil la observó sacando de un pozo un bulto. En una finca propiedad de la familia, donde Quezada tenía acceso, los investigadores la vieron cómo sacaba de un pozo el cuerpo del niño de 8 años, envuelto en una manta y lo colocaba en el maletero del auto.

Allí, la policía confirmó sus sospechas, y la siguió. En la localidad de La Puebla de Vícar, a 43 kilómetros de Níjar, donde se le perdió el rastro a Gabriel, los agentes de la Guardia Civil la interceptaron en un vehículo color gris, donde transportaba el cuerpo con rastros de tierra.

Testigos de la detención, declararon que cuando la policía levantó una manta en el maletero, dijeron “afirmativo”, la mujer ya estaba detenida. Los agentes se abrazaron y lloraron.

“¡No he sido yo! Yo he cogido el coche esta mañana”. Fueron las palabras que pronunció Quezada cuando fue arrestada por la policía, que le dijo que cerrara la boca, mientras era retenida sobre el carro.

Ana Julia Quezada bajo la lupa de los investigadores

La autopsia del pequeño Gabriel, reveló que murió estrangulado el mismo día de su desaparición. Ana Julia Quezada es, por supuesto, la única sospechosa.

¿Qué habrá motivado a esta mujer a asesinar a su hijastro? Tal como reporta El Periódico, la investigación apunta a que podrían ser “causas emocionales vinculadas a los sentimientos de celos con su pareja”.

Otra teoría, es la económica: ella habría dicho constantemente que subieran el monto ofrecido como recompensa a información que ayudara a dar con el menor.

Quezada de 43 años, nacida en República Dominicana, llevaba 20 años viviendo en España. La policía confirmó que que en 1996- mientras la mujer vivía en Burgos – su hija de 7 años había muerto tras caer de un balcón. La Guardia ha reabierto la investigación para analizar los datos de la muerte de la niña. La otra hija de la detenida, de 24 años, ingresó la noche del domingo en un hospital de Burgos con una crisis de ansiedad.

En el transcurso de la investigación, se reveló que la mujer, no tenía una buena relación con la familia de su pareja. “Carmen (la madre de su novio) no la tragaba, no le gustaba nada, y es una mujer de armas tomar, a ella no le gustaba que tuviera tanto control sobre su hijo”, aseguró a El País, una persona cercana a ambas.

Los padres de Gabriel

Patricia Ramírez, la madre del pequeño, habló en directo en Onda Cero, tras el macabro hallazgo. En el despacho agradeció a todos quienes la apoyaron en la búsqueda, además de decir que “No quiero que todo termine con la rabia que esta mujer ha sembrado. Me gustaría que terminara en ese mar de gente que se ha movido: todos por Gabriel”.

Asimismo, pidió “en memoria de “Pescaíto” , que “no se extienda la rabia, que no se hable de esta mujer más y que queden las buenas personas”, refiriéndose a Ana Julia Quezada, pareja del padre de su hijo.

Tal como reportan los medios españoles, la investigación sigue su curso. En primera instancia, se piensa que la mujer actuó sola, pero no se descarta la posibilidad que hayan otros implicados en la muerte del pequeño Gabriel.

Nosotros nos quedamos con una frase que la madre de Gabriel dijo este lunes: “Aunque no haya habido final feliz; el pescaíto se nos va nadando hacia el cielo”.

#TodosSomosGabriel.